Share |

Presidenta de Junta de Educación de New Brunswick oculta resultados del plomo en las escuelas

Ciudad tiene historia de encubrir problemas con el agua potable y el envenenamiento por plomo
Seawood and Caldwell
Emra Seawood and Dale Caldwell refused to discuss the results of water testing in New Brunswick's public schools. Charlie Kratovil

NEW BRUNSWICK, NJ—En su primer encuentro a cargo de la Junta de Educación (BOE) de New Brunswick, Emra Seawood, se negó a discutir los resultados de las pruebas de contaminación por plomo en el agua potable en las escuelas de la ciudad.

Los resultados (publicados en una reunión posterior, nota de traducción) mostraron contaminación en fuentes de agua, fregaderos de cocina y lavabos de enfermería en seis escuelas de la ciudad, pero eso no impidió a los nueve miembros del BOE de mantener todo en secreto durante su reunión del 3 de mayo.

La nueva funcionaria prometió que no iba a defraudar a la comunidad. Sin embargo, pocos minutos más tarde, se convirtió rápidamente en una persona evasiva cuando New Brunswick Today le preguntó sobre el análisis de agua durante la parte de "comentarios públicos" de la reunión.

"El personal y los padres serán notificados.", dijo Seawood, después de habersele preguntado la fecha de la publicación de los resultados. Luego dijo a NB TODAY que serían publicados en la web oficial.

George Hendricks, abogado de BOE, intervino.

"En la última reunión dijimos que se necesita un poco de tiempo para digerir los resultados, y así lo hicimos. Y (los resultados) se harán públicos mañana."

A la mañana siguiente, el distrito anunció que 14 de los 181 grifos fueron evaluaos para el plomo "observado la necesidad de reparación"

Finalmente el distrito publicó un informe de 95 páginas el 4 de mayo, bajo la presión de NBToday.

Estado ordena a escuelas evaluar los niveles de plomo

Bajo las nuevas regulaciones del estado de Nueva Jersey, los distritos no tienen que informar de los resultados de las pruebas de agua a las autoridades estatales. Ellos, sin embargo, deben informar al público, aunque no está del todo claro cómo el gobierno hará cumplir el requisito. Entre tanto la reglamentación del mismo aún sigue pendiente.

El gobernador Chris Christie dijo mediante un comunicado de prensa (no hay fecha, nota de traducción) que las ciudades estarán obligadas a hacer la prueba del plomo y que el dinero para ello llegará a tiempo.

El Comisionado de Educación del Estado, David Hespe, ha dicho que la Junta de Educación del Estado tendrá que aprobar el reglamento, y tanto él como el gobernador lo concluirán a tiempo para el año escolar 2016-2017.

Hespe dijo NBT que el Departamento de Educación va a exigir que las pruebas de agua de la escuela se realicen "en un laboratorio." Lo que queda por decidir, dijo, es quién será responsable de la recolección de las muestras de agua.

Los residentes de New Brunswick saben que el diablo está a menudo en los detalles, y que no es difícil de falsificar los resultados de las pruebas de agua, como se demostró en el caso de Edward O'Rourke.

O'Rourke, era operador de planta de tratamiento de agua de la ciudad, y renunció a su puesto de trabajo en 2015. El llegó a un acuerdo con la fiscalía después de ser capturado falsificando los resultados de las pruebas de agua para encubrir problemas con el producto de la empresa de agua.

O'Rourke fue encarcelado en febrero, después de declararse culpable de corrupción pública por encubrir los problemas de agua que debería haber dado lugar a advertencias de hervir el agua que sale por lo grifos a los residentes y negocios en New Brunswick, Milltown, y Franklin.

Niveles de Plomo altos
El más alto nivel de plomo que se encontró en las recientes pruebas fue de más de 12 veces el límite legal, en una fuente de agua cerca de la aula # 328D dentro de la escuela McKinley.

La prueba se realiza independientemente de la empresa de servicio de agua de la ciudad, donde, como vimos, un escándalo de falsificación ya ha enviado un hombre a la cárcel.

En cambio, el BOE contrató a la Corporación Lew, que a su vez envió muestras de agua del distrito a los laboratorios Shneider Global en Richmond, Virginia, para la prueba de plomo.

McKinley, en donde estudian niño desde el pre-jardín de infancia al 8vo grado, y está situado entre la vivienda pública y el área industrial de la ciudad, tuvo los peores resultados de la prueba dentro de las catorce instalaciones de la ciudad sujetas a las evaluaciones.

En McKinley, cuatro de los quince grifos tuvieron que ser clausurados después de que se encontró que estaban dispensando un nivel inaceptable de plomo.

Además se encontraron otras dos fuentes (41.3 y 27.6) y un disipador de "preparación" (15.5) en la escuela Fourth Ward, con niveles superiores de contaminación con plomo en relación a los permitido.

En la Escuela Secundaria de la ciudad, que sirve a los grados del 6 al 8, dos fuentes (38.4 y 24.8) y un fregadero de la cocina de la cocina "secundaria" (65.1) estuvieron por encima del límite de plomo.

Dos fuentes de la Woodrow Wilson Elementary School (29.3 y 27.2) presentaron niveles por encima del límite, y lo mismo sucedió en la Escuela Lincoln anexo (37.2 y 22.8), conocido como el "Distrito anexo," en el informe citado.

Mientras tanto, en el anexo Paul Robeson Community School, una fuente (25.0) y el disipador de una enfermería (16,2) pasaron por encima del límite.

A pesar de que los edificios más antiguos son los más propensos a tener tuberías de plomo o soldadura con plomo, un grifo en uno de los nuevos edificios del distrito, la Escuela Primaria Redshaw, dio positivo para el plomo.

Una muestra de agua tomada en Redshaw, que se recolecto en 2015, mostró un nivel de plomo de 32,9 partes por billón.

BOE se negó inicialmente a dar a conocer los resultados y a discutirlos en público, a pesar de que ya tenía los resultados de la prueba de agua, que se negó a presentar durante su reunión pública de 24 minutos sobre la "reorganización", que se realizó frente a sólo dos miembros del público y contó con la aprobación de 42 resoluciones, ninguno relacionada con el análisis de agua.

Las autoridades del distrito se alinearon con la decisión de Seawood para ocultar incluso los detalles más básicos de los resultados de la prueba.

A la mañana siguiente el distrito emitió un comunicado de cinco párrafos que no indican la gravedad de la contaminación o los lugares específicos donde se encontró.

La declaración de cinco párrafos de Superintedente Aubrey Johnson señala que era un "el placer informar", a la "comunidad escolar" que los resultados de pruebas "muy amplias" estarían disponibles para "nosotros".

"Por supuesto, clausuramos estos grifos de aguas inmediatamente y agua en botella está disponible para los estudiantes y el personal, según sea necesario. Las reparaciones se realizarán lo más rápidamente posible", escribió Johnson en su comunicado.

En el comunicado de Johnson dijo que se tardará cerca de un mes las reparaciones básicas para atenuar el problema del suministro de agua libre de plomo.

Pero los padres, estudiantes y ciudadanos interesados en el tema quedaron si saber exactamente que fuentes y grifos de agua presentaban contaminación por plomo, o exactamente qué tan altos eran los niveles de contaminación descubiertos.

Nota del editor: Ese articulo traducido por Reporte Hispano.