Share |

Bajo Presión Sobre Violenta Agresión en NBHS, el Distrito Escolar Despide a Guardia de Seguridad que Falló en Intervenir

La Violencia en las Escuelas de la Ciudad es el Punto Central de la Reunión Bilingüe de la Junta de Educación
NBHS Protest
Más de 100 miembros comunitarios asistieron a la reunión de la Junta de Educación de New Brunswick, Marzo 15 Molly O'Brien

NEW BRUNSWICK, NJ- Un día agitado para la Junta de Educación de la ciudad terminó con una reunión a la que asistieron más de 100 personas, un hecho poco habitual, y muchos más que protestaban a las afueras de la Escuela Secundaria de New Brunswick (NBHS).

En la reunión del 15 de marzo, el Superintendente Aubrey Johnson dio marcha atrás y admitió que el distrito separó de la institución a un guardia de seguridad que no intervino en una violento ataque que fue capturado en video en un pasillo de la escuela Secundaria de New Brunswick.

En principio, las autoridades escolares habían dicho que "los protocolos fueron seguidos" y no mencionaron nada acerca del personal o cambios de política como resultado del ataque.

“El distrito escolar simplemente no puede hacer comentarios sobre asuntos relacionados con estudiantes individuales," dijo el superintendente Aubrey Johnson en un comunicado emitido el lunes 14 de marzo.

“Podemos decir que se siguieron los protocolos y la seguridad de nuestros estudiantes sigue siendo una prioridad ," dijo Johnson.

Johnson, quien dejó un trabajo como administrador en el distrito escolar de Paterson el verano pasado para asumir el manejo del problemático sistema escolar de New Brunswick, vio su período de "luna de miel" en la ciudad llegar a su final cuando polemicas y críticas cayeron sobre su administración.

Un día después del comunicado de Johnson donde si anuncia que "se siguieron los protocolos," el edificio de la Junta de Educación fue asediado por manifestantes, incluyendo muchos que se unieron a la multitud en la reunión de junta pública de esa noche.

La reunión se convirtió rápidamente en una plataforma para que los funcionarios y miembros de la comunidad hablaran sobre el perturbador incidente.

“Vamos a salir de esto, y esto no es una mancha en las escuelas públicas de New Brunswick," insistió Johnson.

Por primera vez en la historia de la Junta de Educación de la ciudad, una gran parte de la reunión se llevó a cabo en Español, con un miembro bilingüe de la junta traduciendo gran parte de lo que fue dicho en los dos idiomas.

La junta también se desvió del orden del día anunciado para permitir al Superintendente Johnson hablar en primer lugar, seguido por la Presidenta del Consejo de Educación Patricia Sadowski, y luego hubo una sección de "preguntas abiertas al público," la cual resultó inestable.

Bajo la presión de los miembros de la comunidad, Johnson admitió que un guardia de seguridad había sido despedido como resultado del incidente un día antes.

"Sí, puede haber habido un lapso - permítanme corregir que: Hubo un error de juicio, en mi opinión," dijo Johnson. "Y el guardia de seguridad ya no trabaja para el distrito desde ayer."

Los videos muestran a alguien que parecía un guardia de seguridad manteniendo su distancia mientras un estudiante golpeaba y pateaba a Oscar Aparicio Jr. de 15 años de edad, durante más de 20 segundos.

La noticia del despido del guardia de seguridad obtuvo los aplausos de los residentes, entre ellos muchos estudiantes y padres que asistían a una reunión de la junta por primera vez.

Sin embargo, miembros de la comunidad dijeron a la junta que el problema de la violencia en las escuelas de la ciudad era mucho más grande que un solo incidente.

Johnson prometió a un miembro de la comunidad que la investigación del distrito se enfocaría en "mirar todos los aspectos" que incluyen una mala conducta de los guardias de seguridad, como quejas de "comer, hablar, o chismosear, y otras actividades que les impidan realmente cumplir con su trabajo."

La Policía de la ciudad también se involucró en el caso cuando la presión del público incrementó, anunciando cargos criminales no especificados contra el atacante cuatro días después del incidente en un comunicado de prensa de un párrafo.

“El sospechoso de 16 años fue detenido en la escuela secundaria y fue acusado de delitos relacionados con agresión," se lee en el comunicado que sugería "el motivo detrás de la
aggression derivó de una discusión por una estudiante ."

A pesar de que Telemundo fue el primer medio de comunicación en cubrir el incidente, el artículo de New Brunswick Today del 12 de marzo provocó más cobertura televisiva sobre el violento ataque.

El distrito continuó atrayendo la atención del público y la prensa, con algunos medios de televisión y radio que cuestionaban a la administración mientras la junta se preparaba para la reunión más difícil de los últimos tiempos.

Las emociones incrementaron durante una protesta que atrajo a cerca de 80 miembros de la comunidad a la sede del distrito en la calle Baldwin a las 4:30 pm.

Los manifestantes de todas las edades sostenían carteles, con mensajes donde se leía "HAZ TU TRABAJO!!!!" y "ALTO A LA VIOLENCIA." Otros portaban carteles con fotografías de la víctima que fueron tomadas después del ataque.

Ellos cantaban y gritaban en la dirección del edificio de la Junta de Educación, pero fueron reprimidos por dos guardias de seguridad, quienes rápidamente se convirtieron en un motivo para agitar la protesta.

"Hoy es Oscar. La próxima vez que podrían ser tus hijos!" gritó enérgicamente un joven manifestante a los guardias.

A solo cuatro minutos después del inicio de la protesta anunciada, las Escuelas Públicas de New Brunswick emitieron su segunda declaración oficial en varios días, ésta específicamente para "corregir información errónea."

A pesar de que el distrito ya había despedido al guardia de seguridad un día antes, el comunicado a las 4:34pm todavía mantenía "todos los protocolos pertinentes fueron seguidos," y se esto estableció una lista de los acontecimientos:

En base a nuestras propias secuencias de videos de seguridad, conocemos que:

  • El altercado en cuestión duró un total de 21 segundos, punto en el que el personal de seguridad del distrito separó a los estudiantes.
  • Un minuto después del altercado, el estudiante que había sido agredido estuvo recibiendo atención in situ por parte de un administrador y varios agentes de seguridad.
  • Seis minutos después del altercado, el estudiante que había sido agredido estaba en la oficina de enfermería para su evaluación.
  • El padre del estudiante que había sido agredido fue contactado por la enfermera de la escuela y llegó a la escuela dentro de 15 minutos. Cuando se le preguntó si deseaba que se llamara una ambulancia para su hijo, el padre se negó - según el informe preliminar de la policía sobre el incidente - indicando que él transportaría a su hijo al hospital.

Durante la protesta, los oficiales del distrito escoltaron a los padres de la víctima hacia el edificio para hablar con Johnson.

Johnson estima que pasó unos 40 minutos hablando con los padres, y que como resultado de esta discusión, hubieron "cosas adicionales que hubiéramos querido observar."

También invitó a todos los padres para hacer una "visita sorpresa en cualquier momento... para hacer un recorrido en la escuela porque creo que NBHS es un lugar seguro para estar."

Pero los miembros de la comunidad, incluyendo a los padres de la víctima, presionaron a la junta, y los obligaron a abordar preguntas difíciles acerca de la seguridad de sus estudiantes.

Muchos participaron argumentaron que esto no fue un incidente de la violencia aislado, y que todas las escuelas del distrito se enfrentan a un problema grave que no se está abordando adecuadamente.

"La situación no es nueva," dijo Teresa Vivar una residente de la ciudad que dirige la organización Lazos América Unida.

"Tuvimos otro incidente ayer," dijo un estudiante que participó. "La violencia parece ser una tendencia."

El estudiante dijo saber que había otros estudiantes que estaban atemorizados en NBHS y que "debería haber consecuencias más grandes" para comportamientos violentos.

Otros padres dijeron que habían sido forzados a cambiar de escuela a sus hijos a causa de los repetidos casos de bullying (acoso), y uno de los padres denunció que un maestro tiró un libro a su hijo.

Muchas veces la respuesta de la junta fue simplemente "Gracias por sus comentarios", y "todo es parte de la investigación.”

A pesar de que aparentemente los guardias de seguridad fueron muy lentos para evitar la agresión que provocó el escándalo, ellos fueron rápidos en detener a este reportero de grabar una parte de la reunión de la junta, en una flagrante violación de la Ley de Reuniones Públicas Abiertas del estado.

Los guardias dijeron repetidamente a los asistentes no grabar o tomar fotografías durante la reunión pública. Y al menos un agente de la ley posicionado; los respaldó.

“Fue terrible lo que los guardias de seguridad trataron de hacer a usted con el fin de [parar] la grabación, pero fueron incapaces de detener la agresión [de] un niño !!!" dijo Vivar, que fue testigo del acoso y la intimidación cuando los guardias de seguridad casi expulsan a este reportero por la grabación de un vídeo.

Este reportero trató de grabar un video con un teléfono celular durante la primera de las dos peleas a gritos entre el defensor comunitario David Harris y el abogado de la junta escolar Peter Hendricks.

El hecho de que tengamos que venir todos juntos después de que un niño ha sido maltratado sin una acción inmediata por parte de la junta nos dice algo sobre cómo la comunidad es vista," dijo Harris a la junta.

En cuestión de segundos, el teniente de NBPD Raymond Trigg y varios agentes de seguridad del distrito rápidamente rodearon a este reportero.

Este reportero levantó las manos y se comprometió ante las fuerzas opresoras a cesar toda fotografía de la reunión. Al menos un guardia de seguridad todavía quería expulsar a este reportero, pero las cabezas frías prevalecieron.

Cuando este reportero tomó el micrófono, preguntó al abogado de la junta si era legal hacer grabaciones de audio y video de la reunión. Hendricks, que estaba reemplazando a su hermano George, respondió que las grabaciones estaban permitidas.

"Entonces, puede decirle a sus guardias de seguridad retrocedan!" exclamó este reportero, generando aplausos inesperados.

"Paren, chicos," ordenó Patricia Sadowski, la Presidenta de la Junta de Educación.

No era la primera vez que la junta escolar y este medio de comunicación, el único periódico bilingüe del estado, se enfrentaban por la libertad de prensa.

En junio de 2014, los guardias de seguridad ordenaron a las personas afiliadas a este diario detener su distribución a las personas que asisten a las reuniones de la Junta. El abogado Junta apoyo a los guardias al principio, pero luego admitió que la Junta de Educación se ha "extralimitado" dos días después.

Dos meses más tarde, los guardias de seguridad que no debe haber leído nuestro artículo sobre el vergonzoso incidente, una vez más intentaron impedir la libre distribución del periódico en una reunión pública, pero dieron marcha atrás después de que este reportero habló públicamente y pidió al consejo de educación asesorar a sus guardias de seguridad que estaban violando la ley.

Por su parte, Sadowski se llenó de lágrimas cuando se habló del incidente durante su informe en la reunión. 

"Odio cuando cosas terribles le suceden a un niño ... Yo vi el video y me duele," dijo a la multitud.

Sadowski, quien es candidata a la reelección este mes de abril, dijo que ella le pidió a Johnson que "ninguna piedra quedara sin remover" en la investigación sobre el incidente.

Sadowski prometió el distrito llevará a cabo un "análisis de la raíz de la causa" del incidente.

"Vamos a tener un plan cuando se termine la investigación," dijo Sadowski.

Ella dijo que la parte más preocupante de la situación era que "los compañeros se quedaron allí y tomaron fotos y no ayudaron a la víctima."

"Esto va en contra de todo lo que defiendo y lo que esta junta representa."

Uno de los miembros del público cuestionó a Sadowski en ese momento, con el argumento de que "nuestros hijos no son guardias de seguridad."

Sadowski respondió diciendo que los estudiantes que presencian un acto de violencia deben "buscar un adulto, encontrar otro guardia de seguridad, o gritar," en lugar de pararse y grabar el incidente.

Pero después de una hora de comentarios públicos, que tardaron más tiempo de lo habitual debido al proceso de traducción, la junta estaba ansiosa de poner fin a la parte pública de la sesión y pasar a otro asuntos.

A pesar de un intento de pasar al siguiente punto de la agenda, una actualización rutinaria del jefe del Comité de Facilidades Ed Spencer, la multitud avergonzó a la junta en dos idiomas diferentes, hasta Sadowski permitió hablar a tres miembros de la comunidad adicionales.

La próxima reunión del Consejo de Educación es la audiencia pública sobre el presupuesto del distrito, prevista para el martes, 22 de marzo a las 7pm en el auditorio de la NBHS. La elección de tres de los nueve puestos en Junta de Educación se llevará a cabo el 19 de abril.

No está claro si la junta permitirá comentarios o preguntas públicas sobre cuestiones que no sean el presupuesto del distrito.