Share |

El Concejo de la Ciudad Admite que Arma de Fuego del Ex Director de NBPD fue Robada en 2013

Ex Director de NBPD Joe Catanese se Negó a Explicar que Bienes fueron Sustraídos de su Carro, pero su Jefe TK Shamy Investigó y Reveló que fue un Arma de Fuego
Joe Catanese
Joe Catanese fue victima de un "robo" según un informe policial de 2013. Charlie Kratovil

NEW BRUNSWICK, NJ- Joseph Catanese, ex director de la Policía de New Brunswick y que ahora es abogado de la Municipalidad, hace un tiempo había dejado un arma de fuego cargada en la guantera de su vehículo. El vehículo había sido parqueado en un garaje público durante seis horas, pero al volver él encontró que el arma había sido robada, según varias fuentes.

"Si, eso fue cuando el arma fue robada de su coche," dijo una fuente policial familiarizada con el asunto. "Creo que no fue correctamente guardada en la guantera tal como lee el estatuto."

Otra fuente dice que fue una pistola de mano semiautomática Kimber calibre .45, un valiosa arma.

El incidente se produjo el 2 de junio de 2013, pero es ahora objeto de una investigación del Departamento de Derecho.
Aproximadamente un mes después, Catanese se negó a decir que el arma fue robada durante una entrevista telefónica.

"No tengo ningún comentario para usted," dijo el ex director, en su despacho del bufete de abogados Shamy y Shamy en julio de 2013. "Yo fui víctima de un delito y es algo que es personal y no algo que yo voy a comentar a usted ni con nadie”.

Gracias a una ley de 1997 que permite a los agentes de policía retirados portar armas de fuego en el estado, Catanese es uno de los pocos residentes en esta ciudad que todavía puede llevar un arma de fuego oculta mientras ejerce sus actividades laborales o en su vida privada.

"El permiso de portar armas de mano para oficiales de policía retirados fue promulgada para ayudar a que nuestras calles y comunidades sean más seguras," se lee en el sitio web de la Policía Estatal de Nueva Jersey (NJSP), que hace hincapié en que los oficiales retirados deben utilizar el "mismo profesionalismo y buen juicio exigido durante su carreras de orden público.”

Si es cierto que el arma dejada en la guantera del coche de Catanese estaba cargada, independientemente de si estaba o no cerrada con llave, parecería que Catanese ha entrado en conflicto con la ley de Nueva Jersey.

De acuerdo con la página web de la Policía Estatal de Nueva Jersey (NJSP) sobre el transporte de armas de fuego, "todas las armas de fuego... se llevarán descargadas y guardadas en una caja cerrada y atornillada, una caja de armas, un paquete atado de forma segura, o guardada en el maletero del automóvil en el que se está transportando, y en el curso del viaje, deberá incluir únicamente los cambios que sean razonablemente necesarias bajo las circunstancias.”

"El arma de fuego no debe ser directamente accesible desde el compartimento de pasajeros del vehículo. Si el vehículo no tiene un compartimento separado del compartimento de pasajeros, el arma de fuego y municiones deben estar en un recipiente cerrado con llave que no sea la guantera del vehículo o la consola."

Los críticos argumentan que el departamento, o tal vez la Oficina del Fiscal del Condado de Middlesex (MCPO), deberían haber acusado a Catanese simplemente por la forma en que el arma de fuego estaba guardada cuando fue robada.

Algunos apuntaron alegaciones de favoritismo político, citando otros casos en los que un agente de fianzas y un oficial de policía NJTransit sufrieron las consecuencias después de reportar el robo de armas del Departamento de Policía de Nuevo Brunswick (NBPD).

Catanese dirigió el NBPD del 2000-2008, siendo nombrado director por el Alcalde James Cahill tras un escándalo en el que dos agentes de policía de la ciudad fueron condenados por el funcionamiento de varias casas de prostitución en la ciudad.

Durante la etapa de Catanese en el cargo, el departamento fue demandado por el uso de fuerza excesiva y por perseguir y sistémicamente violar los derechos de los residentes Latinos y visitantes de la ciudad.

El Director Catanese anunció su retiro poco después de que el NBPD dirigió la investigación sobre el suicidio sospechoso del director de Agua de la ciudad. Ese incidente se produjo en medio de una investigación federal por corrupción en el gobierno local de New Brunswick.

El ex director comenzó a trabajar en Shamy y Shamy, y, finalmente, fue nombrado por Cahill para la Junta de Planificación de la ciudad. Renunció a la junta en 2015 a raíz de una controversia sobre una propuesta de desarrollo para Mine Street, y tomó un trabajo para la ciudad poco después.

El nuevo acuerdo permite a Catanese obtener un salario de $25,000 como "Fiscal Auxiliar de la Ciudad," mientras que recoge simultáneamente una pensión anual de $104,668.

Cahill, y cuatro de los directores de policía que contrató - Mike Beltranena, Catanese, Peter Mangarella, y Tony Caputo - han hecho el mismo "doble juego," regresar a trabajar en puestos civiles en el gobierno y a la vez colectar lucrativas pensiones de la policía, que se deben a un sistema diferente.

El sistema de pensiones del New Jersey está en crisis y Moody’s citó financiación insuficiente de pensiones y déficit estructurales como los fundamentos de su más reciente baja en la calificación de crédito, el noveno bajo el gobernador Chris Christie.

De acuerdo con sus formularios de información financiera presentada en 2014, Catanese posee dos propiedades en la avenida Jefferson y el 50% de una casa en la calle Somerset a través de la sociedad de responsabilidad limitada LIL-ROC, LLC.

Catanese también se ocupa de casos de tutela a través de la firma Shamy y Shamy, donde él toma el control de las personas presuntamente incapacitadas y sus bienes.

En su nuevo cargo con la ciudad, Catanese no tiene que asistir a las reuniones del Consejo de la Ciudad, a diferencia de otros que han mantenido el mismo título antes de él.

En cambio, el ex director de NBPD ha sido asignado la exclusiva tarea de atender a las solicitudes de registros públicos de la ciudad.

"Su papel es un poco limitado por el momento," dijo el Alcalde James Cahill, que llama Catanese un "muy buen abogado."
Un portavoz del Ayuntamiento confirmó que Catanese labora "aproximadamente siete horas a la semana estrictamente en los documentos de OPRA."

"Necesitábamos conseguir un mayor apoyo en la Oficina del Abogado de la Ciudad para manejar un mayor número de solicitudes de OPRA que estaban tomando una mayor cantidad de tiempo," dijo Cahill en una entrevista exclusiva con Nueva Brunswick Today.

"Joe tiene cierta familiaridad - en realidad está bastante familiarizado con las leyes de Registros Públicos Abiertos (OPRA), desde sus días como director de la policía," dijo Cahill.

Nuevo Brunswick Today pudo encontrar un solo registro de que Catanese haya llenado una solicitud de OPRA en New Brunswick. Apuntaba a este reportero, buscando sus antecedentes penales:

FAVOR ENTREGARME CUALQUIER INFORME POLICIAL... en el que [Editor de NBToday] Charles Kratovil de New Brunswick, Nueva Jersey, o Hillsborough, NJ está o fue incluido como parte involucrada, ya sea en calidad de testigo, sospechoso, persona reportando de un incidente, o cualquier otro tipo de participación en un suceso ocurrido en la ciudad de Nueva Brunswick o en que el Departamento de Policía de la ciudad de Nueva Brunswick tenga participación en el proceso de investigación.

La solicitud, que violó muchas de las reglas básicas de solicitudes OPRA, fue denegada por el Secretario Municipal Dan Torrisi. Una solicitud de seguimiento idéntica dirigida a Catanese, presentada por este reportero, dio paso al siguiente rechazo:

"Su solicitud de registros no es una petición apropiada con la Ley de Registros Públicos Abiertos. La Ley de Registros Públicos Abiertos sólo permite solicitudes de registros, y no las solicitudes de información o de investigación. Además su solicitud es demasiado amplia."

Trece meses después, Catanese fue contratado para trabajar por el cumplimiento de la ley OPRA en el Ayuntamiento. Muchos de las solicitudes OPRA solicita que la ciudad recibe provienen de este periódico, y muchas también tratan sobre el departamento de policía una vez dirigido por Catanese.

El jefe de Catanese, en más de un sentido, es el abogado de la ciudad TK Shamy.

"Me imagino que estuvo asegurado en el vehículo de alguna manera, pero no conocía a ninguno de los detalles acerca de esto," dijo Shamy después de que las acusaciones se hicieron públicas por primera vez en la reunión del Consejo.

Shamy emplea a Catanese como "Aasesor" en su empresa de derecho privado, y también supervisa a Catanese en su cargo en el gobierno.

De acuerdo con el Colegio de Abogados de Estados Unidos, la expresión "Asesor," describe una "estrecha, personal, continua y regular relación" entre una empresa y un abogado.

Shamy defendió a su “Asesor” en una carta del 11 de febrero al Concejo de la Ciudad, y también fue el primer funcionario público en admitir que efectivamente se trataba de un arma de fuego que fue robada a Catanese.

"Su vehículo fue irrumpido de forma ilegal y de su propiedad personal, un arma de fuego, fue robada," escribió Shamy.

"Mi investigación hasta la fecha revela que en todo momento pertinente a este incidente, Joseph Catanese ha estado en el cumplimiento de todas las secciones aplicables del Código de Justicia Criminal de Nueva Jersey.”

La investigación de Shamy llegó a la conclusión de que no se rompieron las leyes, y el arma de fuego de Catanese fue de alguna manera "asegurada," pero la carta al Ayuntamiento no explica sobre qué tipo de arma era y si estaba cargada o no.

"Si las acusaciones hechas en público sobre el Sr. Catanese hubieran tenido algún mérito, el caso habría sido remitido a las autoridades competentes," escribió Shamy.

Por su parte, el alcalde James Cahill defendió las relaciones duales entre Shamy y Catanese.

"No, yo no lo veo como un problema", dijo Cahill en respuesta a una pregunta sobre Shamy y Catanese, y sus relaciones públicas y privadas simultáneas.

"Si usted es el jefe de alguien en una situación, ¿qué diferencia habría si usted es el jefe de alguien en una situación diferente?"

Cahill y Shamy han servido como abogados auxiliares de la ciudad en el pasado.

Shamy ha estado en la ciudad desde 1987, cuando trabajó junto con Cahill en la administración del ex alcalde John Lynch, Jr., quien cumplió una sentencia de cárcel tras ser declarado culpable en un caso de corrupción.

Cahill promovió a Shamy a la más alta posición de abogado de la ciudad en enero de 2015, pero también creó un nuevo rol como "asesor especial" para el aliado de mucho tiempo de Lynch, William Hamilton. Shamy dice que contrató a Catanese tan pronto como fue posible.

Shamy ha servido como Presidente de la Organización Demócrata de Nueva Brunswick (NBDO) por la mayor parte de una década, mientras que Catanese recientemente se desempeñó como Tesorero de fondo de campaña del alcalde Cahill.

Cahill, quien asumió el cargo de Lynch en 1991, ganó la reelección para un séptimo mandato como alcalde, sin oposición en la primaria o la elección general en 2014.

"Aunque reconozco la gravedad de las preocupaciones expresadas... He llegado a la conclusión de que ninguna ley ha sido violada por el Sr. Catanese," escribió Shamy. "Al contrario, el Sr. Catanese fue víctima de un crimen."

La carta de Shamy insiste que "el arma fue asegurada en el vehículo," citando un informe de la policía, pero no hay detalles específicos en carta y este periódico no pudo obtener un informe completo.

Una persona que dice tener la información del informe sobre su escritorio es el capitán de NBPD, JT Miller.

"Está en mi escritorio," dijo Miller al Ayuntamiento. "No es mi prioridad. Trabajare en ella, cuando llegue a ella."

"Al igual que con cualquier caso, se debe tomar todos los hechos y observar la totalidad de las circunstancias," había dicho a New Brunswick Today en una entrevista telefónica.

New Brunswick Today le dio el número del caso y él accedió a analizarlo.

Pero un día después, frente al Concejo de la Ciudad, él aún no estaba listo para abordar el incidente desde 2013.

"No voy a jugar con las hipotesis [de este reportero]," Miller dijo al consejo. "Voy a investigarlo y ver si hay alguna violación."
"Definitivamente, voy a tener una respuesta para la próxima reunión del consejo."

El departamento de policía en sí todavía no ha intervenido en las alegaciones específicas sobre Catanese, pero si él fue un empleado del NBPD en ese momento, es posible que se haya violado la política del departamento.

"Las armas de fuego no deben dejarse sin seguridad", se lee en la política de armas de fuego de NBPD.

"Esto incluye mientras se encuentra en su lugar habitual de residencia o trabajo. Armas de fuego sin vigilancia deben ser mínimamente aseguradas, con un bloqueo de gatillo o un dispositivo similar, o se deben almacenar dentro de un receptáculo de seguridad o algo similar cuando no esté siendo usado."

Sin embargo, la política no se aplicaría al incidente de 2013. La carta de Shamy menciona que Catanese no fue empleado de la ciudad en el momento del robo.

New Brunswick Today tuvo que luchar sólo para obtener un "resumen del caso" de nuevo en julio de 2013, y tuvo que conformarse con una versión editada.

"¿Sabes quién es?" preguntó uno de los empleados en el departamento de registros del NBPD.

El personal de mala gana entregó el documento de una sola página en julio de 2013, pero la parte que indica lo que la propiedad fue robada estaba a oscuras, así como la dirección, el sexo, y edad de Catanese."

Según el documento, NBPD caso # 2013-00020951 esta era una investigación de un "robo vehicular" con introducción de un estructura el 2 de junio de 2013, y Catanese era de hecho la víctima.

El informe fue elaborado por el oficial de NBPD Henry Davis, quien fue contratado a principios de 2001, al principio de la etapa de Catanese como Director.

En el informe se indica el lugar de los hechos sólo como "Church St." Se dice que el incidente fue reportado a las 8:08 de la tarde, y que la propiedad fue robada 14:00-20:00.

Esto coincide con otras historias que indican que el incidente se produjo en un parqueadero público operado por la Autoridad de Estacionamiento de New Brunswick (NBPA).

La descripción de la cubierta del estacionamiento de la calle Iglesia de la agencia se ajusta a la descripción, pero el principal ejecutivo de la agencia dice que no tienen registro de un robo en ese lugar.

"No tenemos registro de un incidente en nuestros parqueaderos en esa fecha", escribió el director ejecutivo de NBPA Mitch Karon, advirtiendo que debemos "tener en cuenta que los clientes pueden llamar a la policía en lugar de ponerse en contacto con nosotros, así no se nos habría notificado y no hay un informe archivado del incidente."