Share |

Flood and Hermann Despedidos Después de Desastrosa Temporada de Fútbol en Rutgers

Entrenador de Futbol y Directora Atlética Podrían Obtener $2.5 millones Después de su Despido, un Oficial de Seton Hall ha Sido Contratado Como Nuevo Director Atlético
Big 10 Leaders
Bob Barchi, Greg Brown, Kyle Flood, and Julie Hermann Charlie Kratovil

PISCATAWAY, NJ— La Universidad de Rutgers despidió oficialmente al Entrenador de Fútbol Kyle Flood y a la Directora Atletica Julie Hermann el 29 de Noviembre, en lo que el Presidente de la Universidad llamó “un día de cambio.”

Flood, el empleado mejor pagado en Rutgers, o cualquier otra agencia del gobierno estatal, se había encontrado en una situación complicada por contactar de una manera inapropiada a un profesor sobre las notas de un jugador tan sólo dos meses antes.

El Presidente de la Universidad Robert Barchi anunció los despidos, y sorprendió a los observadores nombrando inmediatamente al reemplazo permanente de Hermann: un decano de Seton Hall y aliado cercano del Gobernador Chris Christie.

Los cambios de personal se realizan luego de una desastrosa temporada de fútbol que observó varios actuales y ex jugadores del equipo Scarlet Knights con cargos por una serie de delitos violentos, incluyendo un asalto no provocado a un estudiante, y una cadena de robos armados con allanamiento de morada orientados hacia comerciantes de marihuana con pistolas, cuchillos y bates de baseball.

Además, la conmoción llegó solo un día después de que el equipo de fútbol perdió el juego final de la temporada, precipitando sus pocas esperanzas de participar en un juego de post temporada.

A diferencia de muchas personas que podrían encontrarse desempleadas en el estado, ni Flood ni Hermann parecen estar en peligro de caer en tiempos difíciles.

Flood tiene la garantía de recibir $1.4 millones el día de su pago, mientras que Rutgers continuará entregando a Hermann $450,000 por año, además de una pensión y beneficios de salud por los próximos dos años y medio, o hasta que ella consiga otro empleo.

Ella quedó a mitad de camino en un contrato de cinco años que también le dio beneficios adicionales incluyendo el uso de un vehículo.

Según el contrato de Flood, la Universidad pudo despedirlo con causa, o castigarlo sin pago por “mala conducta intencional, acto(s) de bajeza moral, conducta tendiente a traer vergüenza o desgracia a la Universidad,” o cualquier acción que estuviera “en violación de las regulaciones universitarias, políticas, [o] procedimientos.”

Mientras que la temporada pasada ciertamente otorgó amplias causas para la salida de Flood, Barchi dijo despedía a Flood y Hermann “sin causa.”

La diferencia es $1.4 millones para Flood, quien de otra manera hubiera salido con las manos vacías.

Después de renegociar su contrato en 2014, él estuvo comprometido a ser el entrenador del equipo hasta Febrero de 2019. Ahora el obtendrá como pago el valor de más de un año de salario solo por dejar el trabajo.

Flood estuvo ganando un salario de $1.25 millones durante esta temporada de fútbol, un número que se esperaba que aumente en $100,000 cada año durante las siguientes tres temporadas.

“Kyle Flood ha sido un miembro leal y dedicado de nuestra comunidad por más de una década y nuestro entrenador de fútbol por cuatro temporadas, durante las cuales sus equipos ganaron 26 juegos y participaron en tres juegos bowl,” Barchi escribió en una carta a la comunidad universitaria.

“Sin embargo, nuestras continuas dificultades en el campo combinadas con varios problemas fuera del campo me han convencido de que necesitamos un nuevo liderazgo para nuestro programa de fútbol.”

Barchi también tenía cosas brillantes que decir sobre Hermann, cuya permanencia en Rutgers incluyó el histórico cambio de la universidad de la conferencia Big East a la conferencia atlética Big Ten, una de las más poderosas alianzas en deportes universitarios.

“Julie llego a Rutgers en 2013, un tiempo donde el programa estuvo en confusión, con una visión de hacia donde ella podría llevar a nuestro Programa Atlético,” escribió Brachi.

“Ella es una administradora capaz cuya dedicación y pasión por Rutgers nunca desmayó y yo le deseo a ella y a su familia todo lo mejor en el siguiente paso de su viaje.”

EL NUEVO DIRECTOR ATLETICO ES CERCANO AL GOBERNADOR CHRISTIE

Mientras que la decisión de relevar a Flood y Hermann de sus funciones no fue inesperada, el anuncio inmediato de Barchi sobre el reemplazo permanente de Hermann tomó a muchos por sorpresa.

Barchi escribió que Patrick Hobbs, el “Decano Emérito” de la Escuela de Leyes de la Universidad Seton Hall, obtendría el trabajo.

Según reportes publicados, Hobbs ganara $560,000 en el puesto, incluso más que Hermann.

Barchi escribió que Hobbs “ ha servido en varias juntas y comisiones legales y éticas en el estado y recientemente fue nombrado por el Gobernador Christie para servir como un defensor del pueblo independiente para la Oficina del Gobernador.”

El despido de Flood y Hermann llega en medio de planes para un nuevo gimnasio de práctica de baloncesto para hombres y mujeres, una enorme renovación de la sede de fútbol, y nuevas facilidades para la práctica de baseball/softball financiadas de forma privada.

Algunos observadores dicen que la decisión podría ser una señal de que Rutgers está enfrentando serias consecuencias por situaciones que son actualmente sujeto de investigación interna.

“Cuando tome la decisión la semana pasada de que necesitamos un cambio en el liderazgo, yo me puse a buscar un Director Atlético interino quien pueda estabilizar el departamento antes de lanzar una búsqueda nacional,” Barchi escribió.

Hobbs ha servido como director atlético interino de Seton Hall durante un periodo de confusión en el programa de deportes de esa universidad cinco años atrás.

“Bajo una fuerte referencia, me reuní con Patrick Hobbs, Decano Emérito de la Escuela de Leyes de la Universidad de Seton Hall, quien previamente dirigió el programa atlético de la Universidad Seton Hall durante un periodo de grandes cambios,” se lee en la carta de Barchi.

Según Barchi, él había ya tomado la decisión de despedir a Hermann antes del juego final de fútbol, y realmente se había ofrecido el trabajo de director atlético permanente a Hobbs el 27 de Noviembre.

“En las reuniones y conversaciones con Pat, y también con Greg Brown y Ken Schmidt, Mimebros de la Junta Directiva, fue claro para todos nosotros que Pat tenía los atributos requeridos para ser nuestro siguiente Director Atlético. Nosotros ofrecimos a Pat el trabajo permanente el viernes y estamos orgullosos de darle la bienvenida como nuestro nuevo Director Atlético.”

Hobbs dirigirá la búsqueda para un entrenador de futbol permanente, y será asesorado por el presidente de la Junta de Gobiernos Greg Brown, miembro de la Junta de Gobiernos Ken Schmidt, y el Presidente Barchi.

EL EQUIPO NUNCA SE RECUPERO DE UN DIFICIL COMIENZO DE TEMPORADA

Justo cuando el equipo de fútbol estuvo a punto de empezar su temporada 2015, residentes locales se sorprendieron al saber que varios actuales y ex Scarlet Knights, incluyendo algunos de jugadores que empezaban en el equipo, habían sido arrestados.

Los jugadores enfrentaron serios cargos en conexión con un número de incidentes violentos en el campus y algunos sectores de New Brunswick.

Las noticias aparecieron el 3 de Septiembre, el mismo día en que muchos de los jugadores fueron encerrados.

Aquellos enfrentando cargos fueron destituidos del programa de fútbol el 5 de Septiembre, apenas horas antes de que Rutgers entre al campo contra Norfolk State.

En las semanas siguientes, la Oficina del Fiscal del Condado de Middlesex continuaría revelando nuevos detalles, arrestos, acusaciones, y evidencias en la ampliación de los casos.

De acuerdo a las acusaciones, algunos estuvieron involucrados en repetidos intentos de robo a comerciantes de droga quienes, los jugadores pensaron, que poco probablemente reportarían los robos.

Para complicar más las cosas, uno de los jugadores presuntamente involucrado en un “asalto no provocado,” Nadir Barnwell, era el mismo jugador cuyo profesor había sido inapropiadamente influenciado por el Entrenador Flood.

Barnwell y algunos otros jugadores recibieron cargos en un asalto violento en donde se quebró la mandíbula de un estudiante en Abril. Los cargos incluyeron asalto agravado, disturbios, y conspiración para cometer disturbios.

Uno de esos jugadores, Ruhann Peele, luego recibiría cargos en un subsecuente asalto violento en New Brunswick, que ocurrió poco después de que él había sido destituido del equipo.

Aunque parecía que las cosas no podían ponerse peor para los Scarlet Knights, eso pronto pasó.

Leonte Carroo, el mejor jugador del equipo, obtuvo cargos por un asalto simple en un presunto incidente de violencia doméstica afuera del estadio poco después de que el equipo se enfrentó a Washington State el 12 de Septiembre.

Carroo fue suspendido indefinidamente, pero luego fue reincorporado después de que los cargos fueron retirados. El perdió dos juegos.

La mujer que reclamaba ser la víctima había dicho que Carroo la estrelló en el suelo, pero se negó a presentar cargos.

El Departamento de Policía de la Universidad de Rutgers (RUPD) había presentado una denuncia de asalto y arrestó a Carroo. Ellos no estuvieron de acuerdo con el rechazo del cargo.

Pero las cosas todavía no habían tocado fondo. Cuatro días después del arresto de Carroo, Flood se convirtió en el siguiente a ser suspendido.

INTENTOS DE CUBRIR SUS HUELLAS AFECTARON LA CREDIBILIDAD DE FLOOD

El Entrenador Flood fue suspendido por tres juegos después de que una investigación encontró que el violó la política de integridad académica de la universidad al contactar a un profesor sobre las notas de uno de s us jugadores, una ofensa que pudo haber sido la raíz para el despido.

En vez de hacer un cambio a mitad de la temporada, la universidad escogió continuar adelante por pocos meses más con Flood en el timón.

Pero el reporte comisionado por la universidad, la culminación de una investigación realizada por Saiber LLC, reveló los detalles condenatorios de los intentos de Flood de influenciar al profesor, los cuales parecían indicar que él conocía que lo que estaba haciendo no era permitido.

“Estoy enviando una carta que quería que [Barnwell] componga para usted,” escribió Flood. “Estoy enviándola desde mi correo electrónico personal a su correo electrónico personal para asegurar que no habrá investigación pública de antecedentes de esta correspondencia.”

Bajo el Acta de Registros Públicos Abiertos, los correos electrónicos de funcionarios públicos todavía son documentos públicos incluso si estos son enviados hacia o desde cuentas personales. Aparentemente Flood no conocía o no entendía esto.

Rutgers prohíbe a los entrenadores contactar directamente a los profesores de estudiantes-atletas, sean ellos profesores, adjuntos u otros.

En violación a esta prohibición, Flood arregló una reunión con uno de los instructores de Barnwell, porque estaba preocupado de que su nota reprobatoria en un curso titulado “Apreciación de la Danza” resultaría en que él no podría jugar futbol.

Barnwell no había ganado suficientes créditos académicos durante los semestres otoño 2014 y primavera 2015 para permanecer elegible para la membresía del equipo, y entonces fue declarado inelegible.

Bajo una sugerencia de Flood, Barnwell intentó negociar con un profesor las notas que le permitirían ganar suficientes créditos, pero el profesor se quejó ante el personal de soporte atlético académico, pidiéndoles que “por favor [Barnwell] deje de importunarme.”

Pero Barnwell no fue la única persona persistente con la que el instructor tuvo que lidiar.

En contra de los deseos de su propio personal de apoyo, Kyle Flood presionó para una reunión personal, y eventualmente hizo que el instructor permita que Barnwell envíe un deber adicional durante el verano.

Luego de que la universidad empezó a investigar el hecho, Barnwell envió un trabajo adicional, con la ayuda del entrenador Flood, pero el profesor decidió no cambiar su nota.

En Agosto, NJ.com reportó que Flood estuvo bajo investigación por un e-mail que él envió a un profesor de un jugador, una violación de la política universitaria. El reporte resultó ser correcto, y cuando los detalles salieron a la luz, la credibilidad de Flood fue gravemente dañada.

Según el reporte de Saiber, Flood fue advertido por un asesor académico que su contacto con el profesor sería un problema, pero Flood procedió de igual manera, manteniendo una reunión discreta, fuera del campus, para solicitar si el jugador podría realizar tareas extra para mejorar su nota.

“Entrenador, usted no puede tener contacto con el Profesor. Usted ciertamente no puede tener contacto con profesores en lo que respecta a notas o elegibilidad. Esto va a ser un gran problema,” presuntamente el funcionario le dijo a Flood, de acuerdo con el reporte.

“Hubo silencio en el teléfono a tal punto que el asesor preguntó, ‘Entrenador, esta ahí?’” se lee en el reporte.

“Si, solo estoy escuchando. Esta conversación queda entre usted y yo,” Flood presuntamente respondió.
Dos días después, Flood ignoró la advertencia y se encontró con el instructor a una media hora lejos fuera de la Biblioteca Pública de Princeton.

Allí, Flood presuntamente le dijo al instructor que el “no vestía ningún atuendo o insignia de Rutgers, así no sería reconocido en público,” antes de presionarlo a otorgar a Barnwell otra oportunidad de ganar una nota de aprobatoria.

El 16 de Septiembre, Rutgers suspendió a Flood e hizo público el reporte de Saiber. Él fue también multado con un valor de $50,000.

Aunque no se le permitió a Flood entrenar al equipo durante el juego, su salario de siete dígitos fue pagado de igual manera y sin interrupción, y trabajó con el equipo el resto de la semana.

UN TRISTE FINAL A LA SEGUNDA TEMPORADA EN LA CONFERENCIA BIG TEN

Lo que parecía ser una prometedora temporada para el fútbol de Rutgers rápidamente se tornó en amargura, definida por la controversia fuera del campo y un juego decepcionante dentro de él.

Después de unirse al Big Ten en Julio de 2014, la segunda temporada de fútbol de Rutgers en la competitiva conferencia no resultó como estaba planeado, y tampoco resultó tan bien como la primera campaña.

Durante esta temporada, los fans se sintieron perturbados debido a numerosos pérdidas repentinas con los oponentes de la conferencia, que incluyen 28-3 con Penn State, 48-7 con Ohio State, 48-10 con Wisconsin, 49-16 con Michigan y 31-14 con Nebraska.

Flood terminó su trabajo de cuatro años como el entrenador de Rutgers con un record de 26-23 como entrenador en jefe.

El dirigió sus equipos a un juego de bowl en cada una de sus primeras cuatro temporadas, e incluso ganó una cuota del título Big East en 2012, pero la rueda se paró en el 2015.

El despido de Flood viene después de una decepcionante temporada 4-8, cubierta por una pérdida de 46-41 contra Maryland en la cual Rutgers desperdició un liderazgo de 21 puntos.

El equipo perdió cinco de sus últimos seis juegos, y un nuevo escándalo aparecía sobre el equipo: alegaciones de que algunos de los jugadores fallaron los exámenes de drogas.

El equipo aún tenía una oportunidad de llegar a un juego de post temporada, incluso con un puntaje perdedor. Pero primero, ellos tenían que derrotar a Maryland, la reciente adquisición en el Big Ten.

El juego con Maryland fue una oportunidad de terminar con una nota positiva, y potencialmente prolongar la temporada con un juego de bowl. Pero una defensa poco rigurosa permitió a Maryland anotar repetidamente en juegos de carrera larga.

Flood también se vio en una posición acalorada por el desempeño del equipo en el campo, y sus decisiones sobre quien empieza en la posición más prominente.

Flood fue duramente criticado por su inquebrantable apoyo al jugador de ataque Chirs Laviano, cuando muchos fans fueron muy claros con respecto a un cambio que respaldaba a Hayden Rettig, creando el hashtag #FreeRettig en redes sociales.

“Gracias Rutgers,” escribió un fan luego de la noticia de los despidos, añadiendo el hashtag.

COMO SE PROCEDIÓ CON LOS DESPIDOS

Hermann se reunió con el presidente de Rutgers Robert Barchi y el co-canciller Richard Edwards en la casa de Barchi en Piscataway a las 12:25 pm, según Keith Sargeant de NJ.com.

La reunión duró solo once minutos, y la noticia sobre el despido de Hermann apareció unos pocos minutos después.

El reporte menciona que su inadvertencia del programa de fútbol fue la principal razón de su destitución.

Justo antes de esa reunión, Barchi sorprendió al entrenador Flood despidiéndolo por teléfono.

Flood había estado muy seguro de que el continuaría como entrenador en jefe, que había ido aparentemente a una excursión en helicóptero para reclutar jugadores de fútbol en una escuela de Long Island esa mañana.

A las 2pm, Barchi mantuvo una reunión de 15 minutos en Hale Center, la sede del equipo de futbol adyacente al estadio de Rutgers, donde él le explicó al equipo de fútbol que Hobbs se haría cargo como el nuevo director atlético y que también ellos pronto tendrán un nuevo entrenador.

Cuando la reunión estaba terminando, Flood regresó al campus en el helicóptero, saltó en su vehículo utilitario deportivo, y se marchó.

Norries Wilson, quien fue asistente del entrenador en jefe, es una vez más el entrenador en jefe interino del equipo de fútbol. Wilson entró 1-2, cuando ocupó el lugar de Flood en esta temporada.

HERMANN ENFRENTÓ VARIAS CONTROVERSIAS EN POCO TIEMPO

Hermann fue despedida después de dos años y medio como Directora Atlética de Rutgers, ella fue contratada en mayo de 2013 y comenzó a trabajar el mes siguiente, durante una época en que el departamento de deportes de Rutgers estaba en crisis.

Un video sobre el ex entrenador de baloncesto masculino de Rutgers, Mike Rice, abusando verbal y físicamente de los jugadores durante las prácticas,  había sido descubierto.

Al principio la universidad estuvo a su favor, pero la controversia finalmente resultó en su despido.

Rice no fue la única baja, ya que el entonces- DA Tim Pernetti fue despedido por las consecuencias. Rutgers contrató a Hermann como su reemplazo.

Pero Hermann también tuvo su parte en las controversias durante su cargo. De hecho, los críticos habían estado pidiendo su destitución inlcuso antes que ella oficialmente empezara su trabajo en junio de 2013.

Poco después de su contratación, un surgió un informe acusando a Hermann de abusar verbalmente de sus jugadoras cuando era entrenadora del equipo de voleibol femenino en Tennessee en los años 90.

El informe alega que ella llamó a sus jugadoras "rameras, alcohólicas y discapacitadas."

Ella también se vio envuelta en otro escándalo después de que negó detalles clave de una demanda que afirmaba que ella discriminó a una entrenadora que decía que Hermann la había despedido por quedar embarazada.

En abril de 2014, surgieron informes de que Hermann dijo a un curso de medios en Rutgers que sería "magnífico" si Star-Ledger saliera del negocio.

Los fans de Rutgers generalmente aprobaron la destitución de Hermann, si las redes sociales dan una indicación.

Comentarios en Twitter incluyeron "#Rutgers hicieron lo que había que hacer", "buen día para #Rutgers," "OMG lo hicieron," y "El despido de Julie Hermann es un excelente ejemplo de karma. Esa mujer nunca debería haber estado en Rutgers. Punto."

Hermann fue la primera y única mujer en servir en la posición de Director Atlético, desde su creación en 1932. Ella ahora se une a la lista de directores atléticos forzados salir después de controversias y desafíos en su departamento.

Antes de la gestión de Pernetti, el presidente de Rutgers Richard McCormick despidó a Robert Mulcahy después de que periodistas descubrieron acuerdos secretos que había negociado con proveedores.

Mulcahy también promovió la costosa expansión del estadio de Rutgers, y tomó la impopular decisión de poner fin de forma permanente a la participación de la universidad en seis categorías de deportes universitarios, y movió el dinero hacia el programa de fútbol.