Share |

Ex Director de NBPD Joe Catanese Contratado Como Fiscal Adjunto de la Ciudad

Los tres últimos Directores del NBPD todavía están en nómina pública mientras perciben pensiones de retiro
Joseph Catanese
Joe Catanese Charlie Kratovil

UPDATE: La portavoz de ciudad, Jennifer Bradshaw confirmó que Joe Catanese fue contratado hace casi seis meses, el 11 de mayo, con un salario de $ 25.000.

"Él trabaja aproximadamente siete horas a la semana estrictamente en documentos OPRA. Fue nombrado por TK Shamy."

NEW BRUNSWICK, NJ— Joseph J. Catanese, un abogado que dirigió el Departamento de Policía de New Brunswick (NBPD) desde 2000 a 2008, se ha unido al Departamento Legal de la ciudad como fiscal adjunto. 

Un residente de la ciudad de toda la vida, Catanese tiene 55 años y percibe una pensión anual de seis cifras.

Reside en el sector de Buccleuch Park, donde fue elegido como Miembro del Comité para la Organización Democrática de New Brunswick (NBDO).

Catanese sirvió como el tesorero de la campaña 2014 de reelección del alcalde James Cahill, y sirvió en la Junta de Planificación de la ciudad antes de dimitir abruptamente a principios de este año.

Él ahora se une al Director del NBPD Anthony Caputo en la adminitsración de Cahill, y al ex Director del NBPD Peter Mangarella quienes perciben tanto un sueldo público como una pensión pública de forma simultánea.

Catanese ya percibe una pensión anual de $104,668 y trabaja para una empresa de derecho privado. También gana una suma, aún por darse a conocer, directamente de los contribuyentes de la ciudad, en la forma de un salario.

El gobierno de la ciudad no ha respondido a las preguntas reiteradas sobre el sueldo de Catanese en la nueva posición.

Otro fiscal adjunto de la ciudad con un sueldo público y también práctica privada es Charly Gayden. Gayden fue catalogado como un empleado que gana un sueldo de $60,000 desde el 1 de enero de 2014.

Cada mes, Catanese recibe un cheque de $ 8,722.35 de el Sistema de Retiro de la Policía Bomberos por sus 26 años de servicio como un oficial de policía de New Brunswick, incluyendo su tiempo como su principal funcionario civil.

Catanese también sirve como "Consultor" en Shamy y Shamy, la firma de derecho privado con sede en la ciudad de propiedad del fiscal de gobierno TK Shamy, el nuevo jefe de Catanese en su puesto público.

Shamy también sirve como el Presidente de la NBDO, la organización donde Catanese sirve como uno de los 56 funcionarios electos del partido.

Los funcionarios en el Departamento Legal de la ciudad todavía parecen tomar sus órdenes de William Hamilton, un ex funcionario electo que dirigió el Departamento Legal bajo la administración del notoriamente corrupto ex alcalde John Lynch, Jr., un primo de Cahill, su sucesor de siete períodos.
 

En enero, después de más de dos décadas como Fiscal Adjunto de la ciudad, el socio legal de Catanese, TK Shamy fue ascendido al puesto de Fiscal de la ciudad, que había sido ocupado por Hamilton.

Pero Hamilton se mantuvo en el recién creado rol como "Asesor Especial" de la ciudad, donde todavía percibe el mismo salario y también recibe la misma pensión pública.

La posición del ex Director de NBPD no fue anunciada o publicada.

New Brunswick Today supo que Catanese había sido contratado sólo después de recibir una copia de la repsuesta a una solicitud de registros públicos, nagándose el acceso a los registros que habían sido destruidos por el NBPD.

Después de un escándalo en el que dos agentes de la policía de la ciudad fueron condenados por el funcionamiento de varias casas de prostitución en New Brunswick, Catanese subió a máximo cargo del departamento, en sustitución de Michael Beltranena en 2000.

Durante el tiempo que Catanese estuvo a cargo, el departamento fue demandado por usar la fuerza excesiva y por la violación de los derechos de los residentes y visitantes Latinos de la ciudad.

"Los demandantes alegan que [NBPD] deteniene, busca y arresta de forma sistemática a Latinos por delitos menores y luego los retienen con fianzas excesivas, y en algunos casos, sin fianza," lee una carta de 2007 del Juez Federal de Distrito William Paredes.

Catanese dirigió el departamento por unos siete años, dejando el cargo después de un año de la investigación del NBPD en el sospechoso suicidio del Director de Agua de la ciudad en 2007.

El incidente se produjo en medio de una investigación federal de corrupción en el gobierno local de New Brunswick, liderado por el futuro gobernador Chris Christie. Christie en última instancia acreditó a Catanese y al FBI por el envío de varios trabajadores de la ciudad a la cárcel.

"Esta ha sido una decisión muy difícil, porque realmente he disfrutado de servir a los ciudadanos de New Brunswick," Catanese dijo según un informe de Star-Ledger de octubre del 2007, cuando se anunció su retiro.

Catanese mantuvo técnicamente el puesto más alto en el departamento hasta el 1 de febrero del 2008.

Pero Caputo ya se había hecho cargo de las operaciones del día a día en el departamento meses antes, para permitir que Catanese utilizara su amplio tiempo acumulado por enfermedad remunerada y vacaciones, de acuerdo con informes publicados.

Caputo serviría como director de NBPD por poco más de dos años antes de retirarse.

Pero el alcalde Cahill entregó las riendas a Mangarella, y después de menos de dos años, Caputo fue re-contratado para la misma posición, lo que le permitió percibir simultáneamente su pensión a la edad de 50 años.

Mangarella fue contratado por la Junta de Educación de la ciudad a la cabeza de la posición de seguridad, lo que le permite cobrar un sueldo de $ 90.000, al mismo tiempo que también recibe una pensión considerable.

Catanese se graduó de la Universidad de Rutgers y se unió a las fuerzas de policía de la ciudad en 1982, y fue ascendido a teniente por Cahill en 1993, capitán en 1998 y subdirector en 2001.

Mientras Catanese estaba subiendo en el escalafón de la fuerza policial, continuó sus estudios, obteniendo una maestría de la escuela deJusticia Penal John Jay de la ciudad de Nueva York, y una licenciatura en derecho en la Universidad Seton Hall.

Mientras todavía era director del NBPD, Catanese también estuvo implicado en un caso de alto perfil y de alto riesgo que involucraba un multimillonario anciano de Highland Park.

Después de retirarse, Catanese resurgió como abogado en la firma de Shamy, como un ocasional participante público en las reuniones del Consejo de la Ciudad, y, finalmente, como miembro de la poderosa Junta de Planificación de la ciudad.

Catanese renunció abruptamente a la Junta de Planificación tras un largo drama en 2014 y 2015, la participación en un controversial plan para un gran edificio de apartamentos en la calle Mine.

Catanese apoyó firmemente el plan, propuesto por los donantes del Partido Demócrata, Construction Management Associates, pero perdió en la votación final. Él renunció poco después.

Unos meses más tarde, sin Catanese, la junta aprobó un plan para un edificio de apartamentos de 26 unidades en el mismo sitio en el que el desarrollador había buscado originalmente para construir 57 unidades.

Según los formularios de información financiera presentadas en 2014, Catanese posee dos propiedades en la Avenida Jefferson y 50% de una casa en la calle Somerset a través de la sociedad de responsabilidad limitada LIL-ROC, LLC.

Como se informó, Catanese fue uno de los tres abogados que representaban al sistema político, cuando lucharon contra el recuento de las boletas provisionales de muchos votantes en el referéndum de las elecciones del 2012.

En abril de 2014, mientres el alcalde Cahill se preparaba para postularse para la reelección, Catanese presentó una solicitud de apertura de Registros Públicos en busca de antecedentes penales del autor de este artículo. La solicitud fue negada por su vecino, el Secretario Municipal Dan Torrisi.