Share |

Kevin Egan trata de terminar una reunión pública al preguntarle de cuantas casas es dueño

El presidente del consejo de la ciudad contraataco diciendo: "Tu ni siquiera pagas taxes de propiedad, no es así?"
Kevin Egan
City of New Brunswick

NEW BRUNSWICK, NJ— En la reunión de la conciliaría el 2 de septiembre un consiliario de la ciudad criticó este reportero por no ser dueño de propiedad en New Brunswick, e intentó a terminar la reunión antes de tiempo después de que le preguntaron sobre de sus propiedades de bienes raíces.

Egan respondió de esta manera después de que ordeno varias veces que este reportero siga adelante con otras preguntas. Esto ocurrió durante una sesión de preguntas acerca del servicio de aguas.

Pero Egan empeoró la situación cuando atacó al reportero y le habló de una forma mala en su respuesta al la pregunta acerca de cuantas propiedades tiene.

Cuatro días después, Edgan admitió que la respuesta a la pregunta es cuatro casas, pero en vez de dar esa respuesta el 2 de septiembre, Egan intentó a terminar la reunión.

La pregunta se hizo en la porción pública de la reunión, solo después de que Egan criticó a este reportero por no ser dueño de propiedad.

El momento más memorable de la tarde fue cuando Egan le gritó al autor de este artículo que tiene 30 años por no pagar impuestos de propiedad.

Egan es un oficial elegido en una ciudad donde tres de cada cuatro residentes alquilan. Ser dueño de propiedad no ha sido un requisito para participar en el gobierno Estado Unidense por mas de 160 años.

El autor de este artículo respondió con una pregunta simple, “Usted es dueño de cuantas propiedades? Cuantas propiedades tiene usted, señor?”.

“Hasta aquí llegamos. Voy a tomar una moción para levantar la sesión”, dijo Egan en respuesta. Esa moción fue proveída por Elizabeth “Betsy” Garlatti, pero el concejal John Anderson declinó a votarlo, y de pronto Egan cambio de idea.
 

EL PRESIDENTE DEL CONSEJO ESTA EN VIOLACIÓN DEL CODIGO DE ÉTICA

Una subsiguiente revisión de documentos públicos reveló que Egan violó el Codigo de Ética de la ciudad cuando repetidamente falló en divulgar que es dueño de propiedad en la Avenida New York. Cuando Egan se unió al Concilio de la Ciudad en el 2011, el y su esposa Susan eran dueños de solo una casa: la 44 de la avenida Jefferson en New Brunswick.

De acuerdo a sus formularios de divulgación financiera que archivó con la Comisión de Ética del Estado, las bienes raíces de la pareja ha expandido para incluir por lo menos tres otras propiedades desde entonces, incluyendo una casa de vacaciones una hora afuera de New Brunswick.

Como un miembro del consejo de directores de la Autoridad de Desarrollo de la Escuelas (SDA) del estado, Egan es requerido a archivar mucho mas detalles acerca de su divulgación financiera que la mayoría de los funcionarios de la ciudad. En ese grupo de formularios, Egan admitió tener interés en cuatro distintas propiedades, incluyendo dos que son propiedades conjuntas con empresas de responsabilidad limitadas.

El compañero de Egan en las empresas es Antoine “Tony” Chedid, el propietario de Joe's Liquors, uno de los mas prolíficos dueños de propiedades privadas en la ciudad.

Pero en los formularios de divulgación que Egan llenó con la Junta Local de Financia en los últimos tres años, Egan consistentemente se negó a declarar su propiedad en 22 de la avenida New York. Aunque Egan y Chedid compraron la casa el 6 de mayo, 2013 por $300,000, Egan no lo incluyó en su formulario de divulgación financiera archivada solo dos días más tarde.

La propiedad también esta ausente en todos los formularios que Egan archivó en el 2014 y 2015. Su formulario de 2011 no listó ningún bien raíces en absoluto.  

La propiedad no revelada está al lado de la casa de su padre, y de Joseph Egan el asambleísta.

El Egan mayor sirvió en el consejo de la ciudad por 30 años, y es uno de los acumuladores de cargos más prolíficos del estado, y continuó a coleccionar una pensión estatal y un salario público a la misma vez. Los dos hombres subieron al poder con sus conexiones al poderoso sindicato de trabajadores eléctricos. Como su padre antes de el* (before him?), Kevin Egan se encuentra en el mismo equipo que el alcalde, James Cahill, como se postulan juntos cada cuatro años.

En el 2011, Kevin y Susan Egan compraron una segunda vivienda en el condado Ocean en Berkely Township, directamente al cruzar la calle de la casa de vacaciones de Cahill. Les costo $350,000.

En el 2012, Kevin Egan y Chedid compraron al 66 de la avenida Jefferson, la casa al lado por $340,000.

Las propiedades de Egan y Chedid se alquilan a gente joven, una raridad en la vecindad de Buccleuch Park, uno de los pocos lugares en New Brunswick donde siguen habiendo mas dueños de casas que inquilinos.  

EGAN GANA MUCHO DINERO DEL SINDICATO DE TRABAJODORES ELÉCTRICOS

Kevin Egan gana $9.500 por año como el presidente del consejo de la ciudad, pero eso es encima del salario de $169.798 del Local 456 del sindicato del International Brotherhood of Electrical Workers o “fraternidad internacional de trabajadores eléctricos”, de acuerdo al sitio web UnionFacts.com.

Las dos propiedades para alquilar fueron listadas con una dirección idéntica a la dirección del sindicato en 1295 de la avenida Livingston en North Brunswick, de acuerdo a los formularios de ética del estado.

También gana mas de $20,000 por año por servir en la Junta de Impuestos del Condado de Middlesex, quizás la razón por su fijación con impuestos de propiedades.

Pero cuando se le toca el tema de asuntos que afectan a trabajadores y residentes, como la privatización del sistema de agua de la ciudad, Egan comúnmente se aplaza al alcalde Cahill o a los funcionarios profesionales de la ciudad.

New Brunswick Today no mencionó la potencial violación de ética en esta reunión, solo hizo la pregunta que solicitó el intento de Egan de aplazar la reunión pública.

Egan se ofendió a las acusaciones que la ciudad intentó a cubrir la calidad del agua en 2013, y repetidamente desvió con cambiar de tema, diciendo que el tiempo del orador casi se acababa, y gritando ataques personales.

Hasta criticó este reportero por “hablar por la gente” que no estaban presente en la reunión del Consejo.

“Si, !Exactamente! Sigue adelante Sr. Kratovil, no veo nadie mas aquí. Así que usted esta hablando por personas que ni siquiera están aquí?
“Absolutamente señor, !y usted debería hacer lo mismo!”
“Yo lo hago” él dijo, admitiendo de hacer la misma cosa que acabó de acusarle a este reportero.
“No es cierto”, respondió este reportero.  

LAS VIOLACIONES DE LIBERTAD DE EXPRESION SON COMUNES EN EL CONSEJO DE LA CIUDAD

El Consejo de la Ciudad de New Brunswick rutina mente viola sus propias reglas por como conducir reuniones públicas.

El predecesor de Egan y su compañera de formula Rebecca Escolar prematuramente terminó reuniones del Consejo de la Ciudad dos veces, y también apuró un voto sobre la privatización de agua antes de que los opuestos tuvieron la oportunidad de hablar en contra.

En otra ocasión, Escobar intentó a terminar la reunión antes de que este reportero terminára de hablar, pero como Egan, se dio por vencida y cedió el piso.

“Todavía tengo un minuto”, dijo el reportero a Egan. Egan intentó sin éxito a parar la reunión pública.

“No! No! Ya tuviste tu minuto...has sido irrespetuoso!”, gritó Egan.

Eventualmente, el funcionario deputado de la ciudad empezó a llamar los nombres de los miembros del consejo para el voto, pero no todos apoyaron la decisión de terminar la reunión temprano.

Después de que John Anderson le aconsejó a Egan a permitir a este reportero a seguir hablando, Egan cambió su canto.

“Toma otro minuto. Siga, siga. Yo no te lo voy a quitar.” dijo Egan.
 

“No puedes venir aquí y ofrecer nada de importancia ni ningún buen mensaje para la Ciudad de New Brunswick”, dijo Egan. “Lo único que quieres hacer es destapar algo, como si estamos en alguna conspiración o como si estuviéramos tratando de engañar todo el mundo. Que vergüenza! Que vergüenza!”, gritó Egan mientras señalaba al reportero con su dedo.

Egan siguió avisándole a este reportero que su tiempo se estaba por acabar, aunque el cronometrador oficial no estaba de acuerdo.

Egan empujó para la implementación de un límite controversial de 5 minutos para comentarios públicos en el 2014.

A pesar del limite de tiempo, las chispas han volado regularmente en las reuniones del Consejo, incluyendo a gritos de los dos lados entre este reportero y el líder laboral.

“Para que te paguen?”, preguntó este reportero, en respuesta a la desviación a los funcionarios profesionales de la ciudad.

La respuesta a la pregunta sobre su trabajo fue vaga pero positiva:  "A mí me pagan para venir acá y hacer funcionar a estas reuniones, y importarme de los ciudadanos de New Brunswick, y ayudar a las personas y ciudadanos de New Brunswick, y tratar de hacer a esta ciudad un mejor lugar para vivir".

 CUATRO DIAS MAS TARDE: UNA DISCULPA DEL PRESIDENTE DEL CONSEJO

Después de que Egan aprendió que New Brunswick Today estaba investigando sus negocios de alquilar viviendas, llamó a este reportero para pedir disculpas por su compartición en la reunión reciente, y dijo que consideraría pedir perdón en público en la próxima reunión, programada para el 16 de septiembre.

Cuando llamó a pedir perdón, al principio, Egan se acreditó con últimamente decidir a no terminar la reunión antes de tiempo, aunque el es el quien peleó para terminarla en el primer lugar.

Cuando fue cuestionado por New Brunswick Today, egan dijó que “espera” y “creé” que declaró sus cuatro viviendas en los formulariós.

Egan dijó que se metió en los negocios de bien raíces renuentemente para asegurarse que la vivienda al lado no caiga en malas manos, y que fue a Chedid, uno de los inmobiliarios mas prominentes en la zona, para ayuda.

Egan dijo que involucró a Chedid para que todo este “100% en nivel” y que esperaba no repetir los errores de “políticos del pasado que no han hecho lo que es justo en términos de propiedades para alquilar.-

En el 2003, el alcalde Cahill admitió de sobrecargar a su inquilinos estudiantiles en violación de las leyes de la ciudad que controlan el alquiler.

La empresa de Cahill emitió reembolsos y el alcalde dejó los negocios de bien raíces, pero algunos de los miembros de su familia todavía son dueños de la empresa inmobiliaria Bishop Investors. Todavía es pagado por su porción de los negocios.

La próxima reunión esta programada para las 18:30 el 16 de septiembre, en el último piso del edificio de la municipalidad en el 78 de la calle Bayard.