Share |

Comunidad mexicana celebra “La Guelaguetza”

Musica y tradiciones que conectan con su identidad
alegria y color
Alegres danzantes animaron el festival de la guelaguetza. Mauricio Banegas

NEW BRUNSWICK, NJ—Centenares de personas participaron en un histórico desfile por las calles de New Brunswick, celebrando la festividad de “La Guelaguetza,” manifestación cultural que data de muchos años y que refleja una tradición originaria del Estado de Oaxaca, México.

La marcha inició en el parque de la calle French y recorrió distintas avenidas de la ciudad hasta llegar al Boyd Park, a un costado de la ruta 18. Durante la caminata, muchos participantes iban vestidos con trajes representativos de las 8 regiones destacando hermosas piezas llenas de color.

Para garantizar la seguridad de los manifestantes, agentes a bordo de patrullas de la policía local acompañaron la actividad desde el inicio hasta su conclusión.

Una vez en el escenario, la organización responsable del evento, “Lazos America Unida”, desarrolló un programa muy festivo el cual consistió en alegres danzas y vistosos ballets al compás de música tradicional mexicana.

Los bailes folclóricos protagonizados por diferentes asociaciones arrancaron el aplauso de los asistentes, quienes reconocieron el esfuerzo y el talento de sus compatriotas.

Durante más de 4 horas, adultos y niños se fundieron en este encuentro de migrantes que luchan cada día por conservar sus tradiciones.

“La Guelaguetza” es un exitoso acontecimiento cultural que se realiza anualmente en el país azteca y que convoca a miles de turistas nacionales e internacionales quienes aprovechan para visitar otros sitios de interés. Es una fiesta popular designada por la UNESCO “Patrimonio de la humanidad.”

Después de muchos esfuerzos de Teresa Vivar, coordinadora de “Lazos”, con el apoyo de los cuadros artísticos de la comunidad y del Centro Cultural de New Brunswick, se ha logrado que el gobierno municipal reconozca su valioso aporte y la incluya como uno de los eventos hispanos que se realizará cada año.

La comunidad mexicana residente en New Brunswick ha hecho historia luego que “La Guelaguetza”, sea reconocido en la agenda de las autoridades gubernamentales de la ciudad.

Vivar, principal impulsora de este tipo de eventos nos explicó que dicha celebración “representa la conexión cultural de los migrantes que vivimos lejos de nuestro país.”

“Realizar la marcha y festival en esta ciudad es una recompensa a tanto esfuerzo. “Hemos tocado muchas puertas para conseguir un espacio donde mostrar nuestros talentos y riqueza artística. No ha sido fácil pero lo vamos consiguiendo,” recalcó.

“Es una forma de enfrentar la discriminación, de liberarnos por un momento de los desafíos cotidianos a través de las artes, las danzas, la música, la reunión de familias en derredor de estas actividades.”

La promotora cultural reveló que la falta de apoyo de los Consulados de su país en esa área les ha convertido en una especie de exiliados, pero que no se rinden ante las adversidades, y que con entusiasmo aportan diariamente al desarrollo de las economías locales.

Vivar agregó que “estamos aprendiendo a adaptarnos y a organizarnos inteligentemente para mantenernos unidos a nuestros pueblos de origen, vinculados a una raíz invisible que nos ayuda al sentido de pertenencia, a saber que existimos y somos parte de algo.”

Expresó su alegría por la realización de la festividad “La Guelaguetza” en New Brunswick, la primera vez en una década, porque les han permitido caminar con sus trajes coloridos.

“No es solamente una marcha cultural, es una muestra de la lucha social para obtener reconocimiento de nuestras lenguas maternas y costumbres, para que sigan vivas nuestras expresiones populares.”

Finalmente dijo que confía que vaya “despertando en el corazón de los migrantes el orgullo de lo que somos, al grado que en poco tiempo nuestra contribución permita convertir a esta ciudad en un importante epicentro cultural en New Jersey.”