Share |

La oposición de Christie a la reforma migratoria en el país divide a una alianza política en New Jersey

Organizaciones Latinas a través de New Jersey muestran desaprobación luego de que el gobernador se une a una demanda contra la orden del Presidente que protege a millones de personas de la deportación.
Daniel Munoz

NEW BRUNSWICK, NJ-- En marzo, el gobernador Chris Christie se unió a varios gobernadores republicanos para apoyar una demanda en contra de la orden ejecutiva del Presidente Barack Obama que protegerá de deportaciones a millones de inmigrantes indocumentados.

Hasta hace poco, Christie se ha mantenido relativamente silencioso acerca de sus propias opiniones sobre inmigración mientras que considera la postulación para la nominación presidencial del partido republicano.

Algunos dicen, que su recién descubierta oposición a la reforma demuestra que estaria complaciendo a los Republicanos a nivel nacional en vez de pensar en los intereses de los residentes de New Jersey.

Texas esta a la frente de una coalición para bloquear la orden ejecutiva y es apoyado por 26 estados en total. Los estados están demandando para bloquear el plan propuesto por el Presidente, para proteger de la deportación a cinco millones de inmigrantes.

El mes pasado, el quinto circuito del tribunal escuchó los argumentos del caso pero no llegó a una resolución, y en lugar de una resolución lo pusieron bajo deliberación.

Benjamin Mizer, diputado principal asistente del procurador general del Departamnto de Justicia describió la acción de Texas sin precedentes y sostuvo que es fuera del dominio de los estados a controlar una ley que pertenece al gobierno federal.

Aunque Christie no firmó formalmente como gobierno estatal de New Jersey en la demanda, el personalmente se unió a favor de revocar la orden ejecutiva, como hemos reportado.

Esa decisión marca un cambio en política para el gobernador que ha pasado la mayor parte de los últimos años ganando el apoyo de muchos personajes Latinos claves en New Jersey, y ha citado repetidamente que más de la mitad de Latinos apoyaron su reelección como gobernador.

Martin Pérez, el líder del Latino Leadership Alliance o “Alianza de Liderazgo Latino” y un residente de New Brunswick quien Christie designó a la poderosa Junta de Gobierno de Rutgers, dijo que se sintió atacado por la acción del gobernador para apoyar el mandato.

De acuerdo a la alianza, el Christie que presentó el escrito para un informe de amicus, no es el mismo Christie que “hizo historia en el 2013 cuando ganó el 51% del voto Latino.”

Como un partidario del gobernador por mucho tiempo, Pérez generalmente alaba sus acciones pero este incidente reciente ha sido un asunto polémico para los dos hombres.

La acción de gobernador esta vista como un consentimiento a “la ultra derecha del partido Republicano”, dice Pérez, “solo alimenta el sentimiento anti-inmigrante en este país.”

A pesar de esta controversia, Pérez todavía tiene esperanza para Christie y su colaboración, destacando que Christie no estaba tan opuesto a la idea de reforma de inmigración tanto como el método de Obama, quien hizo una orden ejecutiva en vez de pasar legislación.

Obama ha dicho que mandó la orden ejecutiva porque los Republicanos del congreso se han negado a considerar legislación para reforma inmigratoria.

Kevin Roberts, el portavoz para Christie, declinó a comentar sobre la acción del gobernador y cómo podría afectar la relación que ha tenido con Pérez por muchos años.

El grupo de activistas New Jersey Youth for Immigrant Liberation o “Juventud de New Jersey para la liberación de inmigrantes”, también han demostrado inconformidad para la oposición de Christie contra la reforma inmigratoria.

"La decisión demuestra una gran falta de respeto a todas las familias inmigrantes de New Jersey,” dijo Li Adorno, un miembro del NJYIL.

Ana Bonilla, un miembro de la alianza, habla de como Christie esperó el momento oportuno para esta acción.

En el 2014 cuando él se presentó para re-elección en un estado azul el apoyaba la juventud inmigrante y ahora que busca la nominación republicana echó la comunidad inmigrante al lado, Bonilla le dijo a New Brunswick Today.

Aunque muchos gobernadores han presionado contra la orden ejecutiva en un nivel estatal, han habido muchos alcaldes en todo el país que han apoyado la reforma. El alcalde José Torres de Paterson se unió con 73 ciudades y condados desde New York a Los Ángeles, insistiendo la implementación inmediata de la orden.

Nuestras ciudades están unidas, y pelearemos para la reforma inmigratoria que esta nación necesita y se merece, aun que sea en la corte, en el congreso, o en nuestras comunidades,- dijo Bill de Blasio, el alcalde de New York que también apoya la reforma.

New Jersey tiene unas de las mas grandes poblaciones de inmigrantes en el país. Hay entre 250.000 y 550.000 inmigrantes indocumentados en el estado, y alredor de 8,6% de los trabajadores del estado son indocumentados de acuerdo a New Jersey Policy Perspectives o “Perspectivas para las políticas de New Jersey.”