Share |

Christie critica la nueva norma para Cuba y demanda el retorno de la mujer involucrada en el tiroteo en East Brunswick en 1973.

Assata Shakur, la controversial activista condenada por matar a un policía estatal a estado viviendo en Cuba desde que escapo de una prisión estatal en 1979.
Assata Shakur

HAVANA, CUBA—El papa Francisco negoció un trato entre la administración de Obama y el líder cubano Raúl Castro, ayudando mejorar las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba.

“Le he instruido al Secretario del Estado John Kerry que re-establezca relaciones diplomáticas que han sido cortadas desde 1961” el Presidente Barack Obama escribió en un correo electrónico masivo.

Obama públicamente le pidió a Kerry que “revise la designación de Cuba como un patrocinador estatal de terrorismo”, y prometió “tomar medios para aumentar las posibilidades de viaje, los comercios y el intercambio de información,” entre las dos naciones.

El acuerdo también contempló el intercambio de un puñado de prisioneros, incluyendo a un ex-espía estadounidense, quien fue encarcelado durante casi dos décadas.

Pero el trato tiene sus críticos, incluyendo a algunos que todavía están muy interesados en una activista quien escapo de la prisión hace 35 años y huyó a Cuba después de ser condenada por el asesinato de un policía estatal de New Jersey en East Brunswick.

Muchos cubanos-estadounidenses en posiciones de poder como el Senador estadounidense, Bob Menéndez y el Vincent Prieto, el vocero de New Jersey de la asamblea han criticado el trato por ser demasiado deferente al régimen de Raúl Castro.

Defendiendo la acción, Obama afirmó que “Estos cambios no constituyen un premio o concesión a Cuba. Estamos haciendo cambios porque estimulará cambio entre la gente de Cuba, y eso es nuestro objetivo principal.”

Pero otras instituciones, incluyendo la Policía Estatal de New Jersey y sus apoyadores, esperan que esta restauración de relaciones con Cuba les ayudaran a arrestar a una mujer quien ellos llaman Joanne Chesimard, quien escapó de una prisión en New Jersey en 1979.

Chesimard, se conoce con el nombre Assata Shakur, fue condenada por un jurado completamente de raza blanca por asaltar y asesinar a Werner Foerster, un policía estatal de New Jersey, en uno de los juicios más importantes en la historia del condado de Middlesex, y en 1977 fue condenada a cadena perpetua.

El hermano de Shakur y dos otros miembros del Ejercito de Liberación Negro (Black Liberation Army) le ayudaron a escapar de la cárcel en 1979. A resultado, comenzó un juego de gato y ratón entre la policía y los defensores del Black Liberation Army.

Shakur ha estado viviendo en Cuba bajo la protección del gobierno de Fidel Castro, desde 1984, y Raúl, el hermano de Fidel, ha extendido esa cortesía.

Shakur es una de varios estadounidenses quien han concedido asilo político por Cuba y huyeron los Estados Unidos para escapar enjuiciamiento en el caso del tiroteo. El caso en donde el policía estatal Foerster, y también unos de los socios de Shakur fueron asesinados, y donde Shakur y otro policía estatal fueron baleados y heridos.

En respuesta a una pregunta sobre la declaración del gobierno cubano que indica que todas las naciones tienen el derecho de conceder asilo político a quien crean que es perseguido. Chris Christie, el gobernador de New Jersey, reclamó que el sistema de justicia penal en los Estados Unidos era el “más justo” del mundo.

“Una asesina a sangre fria de policias, enjuiciada por un jurado de sus coetáneos, en lo que es sin duda el sistema de justicia penal más justo del mundo- seguramente más justo que cualquier cosa que había ocurrido en Cuba dentro del régimen de los hermanos Castro- actualmente, de acuerdo a un funcionario del gobierno Cubano, ella es perseguida.”

Quizás intentando una apelación a los cubanos exiliados en la Florida, un estado importante en términos de la campaña presidencial, Christie hizó un esfuerzo adicional de escribir una carta abierta al Presidente Obama indicando que Cuba ha sido un refugio para una asesina, y urgió que Obama la extradite a los Estados Unidos para que sea encarcelada.

“En New Jersey, [Shakur] es notoria por su rol en el asesinato a sangre fría, de estilo ejecución de Werner Foerster, el policía estatal de New Jersey y por herir seriamente a James Harper, un policía estatal de New Jersey.”

Christie escribió “Se cree que [Shakur] se mudó a Cuba en 1984 y desde entonces, a vivido libreramente, asistiendo funciones gubernamentales y ha recebido alojamiento, comida, y transportación concedido por el gobierno Cubano.”

Pero Josefina Vidal, la Directora de los asuntos Norte Americanos con Cuba, respondió con un firme no, pero con una leve pista que un trato podría cambiar esa respuesta.

Vidal dijo, “En el pasado [Cuba le ha] explicado al gobierno estadounidense que hay algunas personas viviendo en Cuba las cuales Cuba le ha concedido asilo político. No hay actualmente un trato de extradición entre Cuba y los Estados Unidos.”

En su súplica al Presidente, Christie repitió la versión del tiroteo de 1973 del policía estatal, que ocurro justo al sur de la salida 9 del NJ Turnpike.

Esa noche, Shakur y dos aliados fueron parados por tener tener rompida una luz trasera.

Christie se refirió a la luz trasera como una “infraccion de vehículos motorizados” no especificada.

De acuerdo a la versión oficial, Shakur y dos de sus aliados tenían pistolas semiautomáticas y cédulas falsas. Assata empezó el tiroteo que hirió a otro policía estatal.

Después, alguien usó la pistola de Shakur para dispararle a Foerster al estómago, y alguien también tomó la pistola de Foerster cuando él estaba en tumbado en el suero y le dispararon dos veces a la cabeza. Christie incluso llamó a Shakur una “terrorista interna”, una designación previamente dada por el FBI, La Oficina Federal de Investigación.

En su empleo previo, como un Fiscal de los Estaos Unidos, Christie trabajó en colaboración con el FBI.

“Seguramente no se puede revisar la designación de Cuba como un patrocinador de terrorismo hasta que [Assata Shakur], una persona designada por el FBI como una terrorista interna, sea retornada a los Estados Unidos”.

La policía estatal de New Jersey ha hecho varios intentos para regresar Shakur a New Jersey, incluso comunicándose hasta con el Vaticano.

En 1998, cuando el Papa Juan Pablo II fue a Cuba, la policía de NJ le pidió que exprese su apoyo para la extradición de Shakur.

Christie dijo “Existe una larga historia de apoyo bipartidista para traer a esta asesina convicta a los Estados Unidos para que sirva su tiempo en la prisión la cual fue sentenciada hace más de 37 años atrás.”

Christie comentó que las dos casas del Congreso pasaron unánimemente la Resolución Concurrente 254 en 1998, pidiéndole a Cuba que devuelva Shakur a los Estados Unidos.

En el 2005, el Departamento de Justicia aumentaró la recompensa por capturar a Shakur a $1 millón a. En 2013, el FBI duplicó la recompensa a $2 millones. Además de designarla como la primera mujer en su lista de los terroristas más buscados.

Rick Fuentes, el Comisario de la Policia Estataldijo “Estamos de acuerdo con la cantidad de recompensa y esperamos que el total de dos millones de dólares fomente nueva información ahora con la nueva relación [entre los Estados Unidos y Cuba]."