Share |

Vicepresidente de la Escuela McKinley fue arrestado por conducción bajo los efectos de alcohol y posesión de drogas

Lester Voorhees se enfrenta a 13 cargos cuando fue detenido en la calle Hamilton y High.
McKinley Community School
Lester Voorhees, uno de los dos vicepresidentes de la Escuela Mckinley fue detenido por la Policía de New Brunswick. NJ School Development Authority

NEW BRUNSWICK, NJ—El superintendente, Richard Kaplan, confirmó que el distrito escolar de New Brunswick que uno de sus vicepresidentes ha sido suspendido con sueldo después de su arresto.

Lester Voorhees, Vicepresidente de la Escuela Mckinley, ha sido arrestado el viernes, 21 de noviembre, por conduciendo ebrio y posesión de mariguana y cocaína, junto con 13 cargos en total, según el Capitán de la Policía, JT Miller.

La Policía detuvo al Sr. Voorhees en la esquina de Hamilton Street y High Street a las 11:07 PM.

Voorhees fue acusado de:

• Conducir un vehículo estando bajo la influencia del alcohol (DWI),
• DWI en una zona escolar,
• Obstáculo a la circulación de tráfico,
• Falta de mantenerse a la derecha,
• Conducción temeraria,
• Contenedor abierto de alcohol en el vehículo,
• Posesión de sustancias controladas en el vehículo,
• Falta de inspección,
• Falta de obtener una licencia de conducir,
• Vehículo sin registrar,
• Posesión de mariguana,
• Posesión de cocaina,
• y posesión de parafernalia.

Fuentes dicen que la fianza de Voorhees fue pagada por Bruce Hawkins, un ex policía de la ciudad y un oficial de seguridad en la Escuela McKinley.

La administración de la Escuela Mckinley rehusó comentar sobre el caso.
Voorhees ha trabajado para el distrito escolar desde el 1997, y desde julio 2012 ha ganado un sueldo de $126.234.

En ese tiempo, él era un vicepresidente en la escuela secundaria de New Brunswick, según los registros públicos.

Él sufrió una mordida por un perro en una manifestación contra un asesinato del policía, Shaun Potts, en 1991. A resultado del incidente, él demandó a la ciudad por acusarlo falsamente de “por asalto a un miembro de policía y por asalto a un canino”. 

“Mientras la policía utilizaban a los perros para patrullar la multitud pública que se había reunido, Lester Voorhees, un hombre de raza negra, sufrió una mordida de perro cuando salía de un club social. Él esta demandando la ciudad por $1 millón”, según un articulo de 1992 del New York Times

“La policía, bajo la dirección del Capitán McCloskey, dispersó la multitud con el uso de una unidad canina,”, según una sentencia del 1997 sobre un caso distinto. “Uno de los perros mordió un civil, Lester Voorhees, mientras él salía de un edificio cercano. Voorhees no formó parte de la multitud en la esquina de la calle”.