Share |

Expansión del nuevo programa de desayuno escolar atenderá a más de 5.000 estudiantes de las escuelas de New Brunswick.

Todas las escuelas de primaria y secundaria en New Brunswick recibirán desayuno diario Gracias al nuevo programa
Mayor Cahill Breakfast
Mayor Cahill sits down to eat with third-graders at Paul Robeson School to celebrate the beginning of the new breakfast program. Lakeesha Thomas

por Lakeesha Thomas

traducido por Fernando Flower

NEW BRUNSWICK, NJ—El miércoles por la mañana el alcalde de la ciudad de New Brunswick, Jim Cahill, desayunó con un grupo de estudiantes de la clase de tercer grado de primaria en la escuela comunitaria Paul Robeson, localizada en el segundo distrito de la ciudad.

Su visita fue motivada por el éxito y la expansión del programa "Desayuno Después de la Campana" que comenzó en septiembre de 2013.

Iniciativas de desayuno se han intentado en la ciudad antes, pero el programa "Desayuno Después de la Campana", parece estar funcionando.

El programa ya está ofreciendo el desayuno a los niños en varias escuelas primarias de la ciudad, y estará disponible en todas las escuelas primarias y secundarias de New Brunswick a finales de mayo.
En total, más de 5.000 niños se les proporcionará un desayuno nutritivo servido poco antes de las 9 am de cada día escolar.

Funcionarios de la ciudad hablaron con los estudiantes acerca de la importancia de comer un desayuno saludable y cómo puede afectar positivamente su aprendizaje a lo largo del día.

El nuevo programa se asegura de que incluso los estudiantes que no llegan a tiempo a la escuela tendrán la oportunidad de comer. Kelly Mooring, el Director de la escuela Paul Robeson cree que el programa ya es un éxito.

"Anteriormente el desayuno se servía a las 8:15 am y los niños que llegaban despues de esa hora ya no lograban desayunar, pero ahora todos los niños tienen la oportunidad de tomar su desayuno."

La maestra de tercer grado Ilisa Grodman está de acuerdo: "Los padres traen a sus hijos a la escuela más temprano gracias al programa de "Desayuno Después de la Campana". Antes, si los padres sabían que los niños no llegarían a tiempo, los padres les preparaban el desayuno en la casa y eso los tardaba mas. Ahora solo se aseguran de que estén a tiempo. "

Los estudiantes también expresaron que disfrutan de los desayunos más tarde y comer en el aula con sus compañeros y maestros.

Al hablar con los niños, el alcalde señaló que el año pasado sólo el 31% de los estudiantes en Paul Robeson desayunaban. Ahora, Cahill dice que la cifra se acerca al 91%.

"Desayuno Después de la Campana" está basado en un programa de desayunos con éxito que comenzó en Newark hace 10 años.

Juan Santiago, Director de Servicios alimenticios de la escuelas públicas de la ciudad de New Brunswick, ayudó a implementar el programa aquí en la ciudad.

Santiago se reunió con los fabricantes de los desayunos y las bolsas en la que están almacenadas , antes de iniciar el programa piloto en septiembre. Las escuelas Paul Robeson y Livingston fueron las primeras en participar.

El programa está financiado por el Programa Nacional de Almuerzos Escolares . Por cada comida servida a un estudiante elegible, el estado es reembolsado $ 1.89 por el gobierno federal.
No tener que pasar por el proceso de subvención logro que el programa iniciara rápidamente.

La ciudad tuvo que esperar antes de presentar el programa a las escuelas restantes porque las bolsas utilizadas para el transporte de los desayunos se encontraban en ordenes pendientes.

A medida que se producen más bolsas, se van añadiendo más escuelas al programa, que también se está poniendo en marcha en el resto del estado.

En cuanto a los tipos de alimentos que se sirven , las comidas consisten principalmente de cereales y de vez en cuando panecillos o bollos como muffins o bagels ."Los niños son más receptivos a los cereales, y es más importante que mas niños coman que conseguir una súper variedad", según Santiago.

Los desayunos servidos se adhieren a las normas de nutrición de los programas nacionales de desayuno y los niños parecen aprobarlas.