Share |

Federales eliminan cargos de corrupción contra Senador Menendez

El amigo del senador espera sentencia por cargos separados por defraudar a Medicare
Bob Menendez
Los cargos criminales contra el senador estadounidense Bob Menéndez fueron retirados luego de que los fiscales decidieran segui Facebook

NEWARK, NJ—Parece haber llegado a su fin la historia legal que hace tiempo rodeó a uno de los dos senadores de Nueva Jersey, Bob Menéndez, y su amigo, un oftalmólogo de la Florida.

Los dos ya habían sobrevivido a un juicio de alto perfil que terminó en un jurado sin salida el Noviembre pasado, pero el Departamento de Justicia (DOJ) dijo que quería volver a juzgar a los hombres por los mismos cargos.

Luego, los fiscales federales decidieron desestimar la acusación de corrupción de Menendez el 31 de Enero, una semana después de que el Juez de Distrito William Walls absolvió a Menéndez y al doctor Salomón Melgen de siete de los dieciocho cargos en su contra.

Walls, quien presidió el juicio de 2017, posteriormente se retiró del caso, y el juez principal José Linares desestimó las denuncias restantes.

Menéndez y Melgen fueron acusados en Abril de 2015 por cargos penales graves, incluyendo conspiración, soborno, y declaraciones falsas.

Los cargos derivan de "un esquema de soborno en el que Menendez presuntamente aceptó obsequios de Melgen a cambio de usar el poder de su oficina para beneficiar los intereses financieros y personales de Melgen", según un comunicado de prensa del DOJ.

Los federales alegaron que, entre 2006 y 2013, Menéndez aceptó casi $1 millón en regalos y contribuciones de campaña de Melgen a cambio de usar su influencia como senador para beneficiar a Melgen.

Menéndez fue acusado de intentar dirigir el resultado de la disputa de facturación de Medicare donde Melgen podría ganar "decenas de millones de dólares" y de apoyar solicitudes de visa para varios amigos de Melgen.
 

"Menéndez aceptó vuelos en el jet privado de Melgen, un vuelo comercial de primera clase y un vuelo en un jet fletado; numerosas vacaciones en la villa caribeña de Melgen en la República Dominicana y en una habitación en París; y $40,000 en contribuciones a su fondo de defensa legal y más de $750,000 en contribuciones de campaña,” conforme el comunicado de prensa de 2015.

"Menéndez nunca reveló ninguno de los regalos reportables que recibió de Melgen en sus formularios de divulgación financiera".

Tanto Menéndez como Melgen se declararon inocentes en una corte federal. Menéndez fue acusado en 14 cuentas diferentes, y Melgen en 13.

Menéndez estuvo representado en el caso por el abogado Abbe Lowell, conocido por representar al consejero principal y yerno del presidente Donald Trump, Jared Kushner, del que se rumorea que lo investigan sobre la campaña de Trump.

Entre las peculiaridades en el juicio de noviembre de 2017 se encontraba el despido de Evelyn Arroyo-Maultsby, una de las integrantes del jurado.

Arroyo-Maultsby, a quien el juez desestimó porque las deliberaciones estaban a punto de interferir con sus vacaciones planificadas, dijo a los periodistas que tenía previsto votar como no culpable.

El jurado no tuvo conocimiento del hecho de que Melgen, que tiene más de 60 años, fue condenado por diferentes cargos en un tribunal federal de Florida a principios de ese año.

En una de las condenas por fraude al cuidado de la salud más grandes del país, el especialista en retina del condado de Palm Beach fue condenado por 67 cargos por un plan que defraudó a Medicare de $105 millones.

De acuerdo con la Oficina del Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, Melgen enfrento 37 condenas por fraude de Medicare y 30 reclamaciones falsas y condenas por entrada falsa. Se enfrenta a diez y cinco años por los cargos.

Pero el senador, que ha pasado los últimos 44 años en cargos electivos, logró escapar del otro caso criminal sin una sola condena.

"Desde el principio, nunca vacilaba en mi inocencia y en mi convicción de que la justicia prevalecería," dijo Menéndez luego de que se anunciara la decisión del Departamento de Justicia de abandonar el caso.
 

"Estoy agradecido de que el [DOJ] se haya tomado el tiempo para reevaluar su caso y llegar a la conclusión apropiada. Doy gracias a Dios por escuchar mis oraciones y por darme fuerzas durante este tiempo difícil," continuó Menéndez.

"He dedicado mi vida a servir a la gente de Nueva Jersey, y siempre estoy agradecido por todos los que me han apoyado. No importa los desafíos que se presenten, nunca dejaré de luchar por Nueva Jersey y los valores que compartimos".

Menéndez todavía se enfrenta a una investigación de ética del Senado por acusaciones de que hizo declaraciones falsas en sus formularios de divulgación financiera al no identificar los muchos regalos que recibió de Melgen.

También enfrentará al menos a dos contendientes dentro de su partido político en las elecciones primarias de Junio, y deberá enfrentar al menos a un oponente en las elecciones generales de Noviembre para ganar otro período de seis años en el Senado.

Michael Starr Hopkins, ex funcionario de las campañas presidenciales de Barack Obama e Hillary Clinton, anunció el 4 de Diciembre que se presentaría en las primarias Demócratas contra Menéndez.

Nueva Jersey "merece un nuevo comienzo, la oportunidad de votar por alguien que no ha sido contaminado por la cultura de la corrupción en Trenton y Washington," dijo Hopkins, un abogado que trabaja en la ciudad de Nueva York y se crió en Washington, DC.

Lisa McCormick, otra demócrata, basada en Rahway, también declaró su candidatura en 2017.

 

"Menéndez no impugnó tomar dinero y obsequios de su codemandado ni hizo favores para el hombre condenado por fraude de Medicare de $109 millones," dijo McCormick.

Sin embargo, la mayoría de los Demócratas en el poder del estado han apoyado a Menéndez durante todo el proceso penal.

El 26 de Septiembre, el alcalde de New Brunswick, Jim Cahill, le dijo a New Brunswick Today que Menendez "ha sido útil para la ciudad de New Brunswick desde que asumió el cargo."

"Es un funcionario que ha sido accesible y comprendió fácilmente la ciudad de New Brunswick y su gente. Y por esas razones, le apoyo [a él]," dijo Cahill, quien ha ocupado la oficina más alta de la ciudad desde 1991.

Cuando se le preguntó si llamaría a Menéndez para que renunciara si lo declaraban culpable, Cahill no respondió a la pregunta directamente. "Sinceramente, espero que el momento de hacerlo funcione bien", dijo, y explicó que preferiría que el saliente gobernador Chris Christie no pudiera nombrar a su reemplazo.

Cahill no estaba solo apoyando al senador asediado El recién elegido Gobernador Phil Murphy y el otro senador de Nueva Jersey, Cory Booker, apoyaron a Menéndez en todos momentos, al igual que otros líderes del Partido Demócrata.

El Director de Propietarios Libres del Condado de Middlesex, Ronald Ríos, se encontraba entre más de una docena de funcionarios hispanos electos en un evento del 26 de Enero en Elizabeth criticando a los intentos del Departamento de Justicia de volver a intentar con el Senador.

"El Departamento de Justicia de Trump / Sessions vuelve a inyectar raza y política en el caso al solicitar preventivamente al juez que prohíba a la defensa mencionar la herencia, cultura y defensa de por vida del Senador Menendez en nombre de los latinos," se lee en un comunicado emitido durante el evento, aludiendo al Fiscal General Jeff Sessions.

Cinco días más tarde, los fiscales decidieron desestimar los cargos restantes contra Menéndez y Melgen, y los líderes del Partido Demócrata se rehicieron.

"Bob Menéndez es un servidor público dedicado y diligente, que merece nuestro respeto y aprecio," dijo el presidente del Comité Estatal Democrático de Nueva Jersey, John Currie, al enterarse de la noticia del despido.

"Admiro su fuerza y determinación, y su capacidad para capear las hondas y las flechas que se le dirigieron en los últimos años, siempre poniendo primero a New Jersey. Confío en que esta noticia despejará el camino para que el Senador Menéndez vuelva a luchar por nosotros - y en contra de las políticas fallidas de Donald Trump - en Washington el próximo año."

Un senador de los EE. UU. desde 2006, Menéndez fue designado para ocupar su actual cargo por el ex gobernador Jon Corzine, que anteriormente ocupaba el asiento.

Después de ganar una elección para mantener el escaño en 2006, y su reelección en 2012, fue nombrado presidente del poderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado en 2013, una posición que renunció cuando enfrentado por su acusación de abril de 2015.