Share |

Sheriff del Condado criticada después de que sus oficiales cooperaron con el ICE en un arresto en el Tribunal de Justicia

Los oficiales del Sheriff “escoltaron” a un hombre libre hasta la custodia del ICE, a pesar de la política en contra de estas acciones
Middlesex County Courthouse
Acción de represión de ICE ocurrida el 31 de marzo, fue criticada por activistas, periodistas y el Tribunal Supremo de NJ. Charlie Kratovil

NEW BRUNSWICK, NJ - El 1 de junio, el gobierno del condado de Middlesex aprobó una nueva política que limita la colaboración con agentes federales de inmigración, pero el Sheriff del condado no estuvo enterado de esto.

La nueva política se produce dos meses después de un incidente en el Tribunal de Justicia de New Brunswick donde un hombre fue esposado y entregado al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) por agentes bajo la supervisión del Sheriff Mildred "Millie" Scott.

El ICE ha sido objeto de críticas por cruzar la línea entre los tribunales civiles y criminales, arrestando a víctimas de delitos y otros inmigrantes que no tienen ningún récord criminal en los tribunales y por seguir el rastro a inmigrantes con tatuajes, alegando que están afiliados a pandillas "transnacionales" como una excusa para capturarlos.

Para muchos involucrados en el sistema de justicia penal del estado, es un gran problema si ICE continúa arrestando a la gente con cargos de inmigración civil dentro de los tribunales, porque esto hace los acusados, víctimas y testigos no se presenten ante los tribunales cuando deben.

Todo comenzó a principios de este año cuando el Condado de Middlesex trabajó tras bastidores en la elaboración de una nueva política a raíz de la expansión del poder de ICE bajo la presidencia de Donald Trump y una ola de protestas que se oponían a la cuestionable agencia federal.

Pero tal vez el incidente más sorprendente en la historia ocurrió cuando los agentes de ICE obtuvieron ayuda por parte de oficiales de la ley juramentados en el condado para detener a un inmigrante en una corte pública, aquí en New Brunswick.

El 31 de marzo, parecía que Miguel Xicotencatl-Toxqui estaría libre, en su casa.

El juez Joseph Rea acababa de ponerlo en libertad condicional después de llegar a un acuerdo con la Fiscalía del Condado de Middlesex (MCPO).

Por un momento, pareció el final de una larga y penosa experiencia que comenzó cuando fue víctima de un incidente violento en la carretera el año pasado.

Sin embargo, sentados en el interior de la sala y vestidos de civiles, se encontraban agentes federales armados que, con la ayuda y asistencia de los oficiales del Sheriff del condado de Middlesex, arrestaron posteriormente a Xicotencatl-Toxqui.

Cuando Xicotencatl-Toxqui fue hospitalizado tras un crimen en su contra, la policía respondió a su apartamento, presuntamente destrozado, en Perth Amboy, donde encontraron dos niños desatendidos. Los niños pertenecían a su novia, que había ido al hospital para verlo.

Luego, fue acusado por el Departamento de Policía de Perth Amboy de poner en peligro el bienestar de un niño, una acusación seria que puso su débil estatus en el país bajo escrutinio.

Pero después de mudarse a una vivienda mejor, un defensor público lo ayudó a llegar a un acuerdo con los fiscales por un cargo mucho más bajo que lo mantendría fuera de la cárcel y le permitiría seguir apoyando a su familia.

Pero los agentes de ICE ya estaban listos para iniciar los procedimientos de expulsión contra Xicotencatl-Toxqui, o tal vez esperaban capturarlo y persuadirlo a firmar su propia "auto-deportación".

Los agentes presuntamente entraron al tribunal como regularmente lo hacen otros agentes de seguridad estatales, locales y del condado, lo que les permitió ingresar sus armas al edificio.

Después de que el juez Rea sentenció a Xicotencatl-Toxqui a libertad condicional, según se informó, fueron los agentes del Sheriff quienes se apresuraron a esposar al hombre, mientras se escuchaba el llanto de una mujer en el fondo.

La alarmante grabación de audio de la sala de audiencias, publicada por primera vez por New Brunswick Today el 22 de abril, parece indicar que fueron los oficiales del Sheriff quienes pusieron las esposas al acusado, y no agentes federales.

"Bien muchachos, llévenlo a la cárcel como un detenido del INS", se puede oír a un oficial - usando el acrónimo antiguo de la agencia que más tarde se transformó en ICE - hablando en la grabación.

El oficial parece entregar las pertenencias del hombre a una mujer que es identificada como la novia del hombre, antes de pedirle que salga de la sala.

"Señorita, tiene que salir de la sala ahora ... Creo que necesita un minuto para recuperarse".

Según un portavoz del Poder Judicial de Nueva Jersey, la detención ocurrió alrededor de las 2:30 pm y tuvo lugar en un "área de espera" del tribunal.

Según el reportero de inmigración de WNYC, Matt Katz, la defensora pública del hombre, Lauren Bayer, dijo que no tenía idea de lo que estaba a punto de suceder, y que el incidente tuvo un impacto negativo en la relación de confianza entre el abogado y el cliente.

El 4 de mayo, la Junta Electa de Legisladores del condado rechazó fuertemente cualquier cooperación con ICE, pero unas horas más tarde, el informe de Katz expuso que no sólo estaban equivocados en negar lo sucedido, sino también que el Sheriff Scott había admitido que posteriormente hubo al menos una detención del ICE en el tribunal.

"[Scott] me dijo que, la semana pasada, otro inmigrante fue arrestado dentro del tribunal", informó Katz. "Esto va contra la política del Condado de Middlesex, pero nunca fue relevante anteriormente porque nunca sucedió antes de Trump”.

"Oficiales [de ICE] armados y vestidos de civiles están asistiendo a las sentencias ... y si los inmigrantes son puestos en libertad condicional por cualquier ofensa local, pueden ser inmediatamente arrestados por el ICE", agregó Katz.

Tres días antes, Scott concedió comentarios vagos sobre los incidentes durante una entrevista improvisada con New Brunswick Today.

Afirmó que sus oficiales "dejaron que el [ICE] hiciera el arresto" en el incidente del 31 de marzo y que a los agentes federales sólo se les permitió el uso de un "corredor de seguridad" para escoltar a su prisionero fuera del edificio por razones de seguridad.

Cuando se le preguntó directamente si sus oficiales "detuvieron a la persona", ella lo negó.

"No, no, no. Ellos dejaron que [ICE] haga el arresto", dijo Scott. "Nosotros hacemos lo que tenemos que hacer para nuestros registros... Una vez que terminamos, ellos tienen el derecho de hacer su arresto".

"ICE realizó el arresto... No estoy facilitando una detención con ICE", afirmó Scott.

El 18 de mayo, después de solicitar en varias ocasiones una copia de la política de su departamento sobre ICE, Scott ofreció una sola frase:

"La política de la Oficina del Sheriff del Condado de Middlesex es no ayudar a los Agentes de ICE de ninguna manera en el arresto, restricción, aprehensión o remoción en los Tribunales del Condado de Middlesex".

La controversia había ido aumentando durante meses y alcanzó un punto álgido el 19 de abril, cuando el máximo juez del estado, presidente del Tribunal Supremo de Justicia Stuart Rabner, pidió al ICE que detuviera su práctica de arrestos en los tribunales debido a su impacto negativo en el proceso judicial.

La carta de Rabner al Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, mencionó específicamente arrestos en los tribunales de los condados de Middlesex y Passaic, y advirtió que las detenciones podrían llevar a "graves consecuencias".

"Para garantizar la eficacia de nuestro sistema de justicia, los tribunales deben ser vistos como un lugar seguro", escribió Rabner. "Las acciones de represión de los agentes de ICE dentro de los tribunales producirían resultados opuestos".

Algunas fuentes dijeron a New Brunswick Today que los arrestos en el tribunal de justicia ocurrieron en respuesta a la negación del condado a conceder acceso a la cárcel, una cuestión que se discutía tras bastidores hasta que la carta de Rabner se hizo pública.

La carta de Rabner argumentó que los tribunales merecen el mismo trato que las escuelas, hospitales y casas de culto.

En 2011, el ICE adoptó la política #10029.2, que regula las acciones de represión en "lugares sensibles", tales como funerales, bodas y otro tipo de ceremonias, marchas, manifestaciones o desfiles.

Pero la carta de Rabner había aumentado la apuesta efectivamente, y a la mañana siguiente se observó a los agentes hostigando e intimidando a los miembros de la comunidad en New Brunswick, ya que realizaron por lo menos media docena de detenciones en esta ciudad.

Al típico estilo de "policía secreta", la Gestapo de hoy en día se negó a explicar a quién arrestaron o por qué los arrestaron.

Lo único que nos dijeron fue: "ICE llevó a cabo una acción de represión selectiva en New Brunswick.... De acuerdo con la política de privacidad del Departamento de Seguridad Nacional, no puedo confirmar a quién tomamos custodia, a menos que usted tenga un nombre específico”.

Carlos Ramírez de New Brunswick Today fue el primero en informar sobre las acciones tomadas el 20 de abril por el Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional, una parte de ICE que ha sido cada vez más visible en Nueva Jersey este año.

Según Home News Tribune, uno de los arrestos de ICE ese día fue hecho después de que un conductor fue detenido cerca de la intersección de Townsend y French Streets.

Se tomó las huellas dactilares tanto al conductor como el pasajero, y este fue detenido de acuerdo con el reporte, que citó a Teresa Vivar, líder de la comunidad mexicano estadounidense de la ciudad.

El artículo también hace referencia a detenciones ocurridas en Powers Street, Joyce Kilmer Avenue, Sandford Street, y en la zona de Redmond Street y Lee Avenue, donde se dice que cuatro hombres fueron arrestados.

La agencia ha estado seleccionando con mayor frecuencia a los inmigrantes que no han cometido ningún delito, incluyendo aquellos que se reportan regularmente con la agencia de buena fe.

Como lo informamos, la líder de una organización de Rutgers a favor de estudiantes universitarios indocumentados fue llamada a reportarse en la sede de ICE en Newark el 9 de mayo.

Ella sobrevivió a la reunión, en parte gracias a más de 100 simpatizantes que se reunieron afuera para apoyarla. Sin embargo, cuatro hombres de Indonesia que viven en Nueva Jersey hace veinte años sin antecedentes penales, no tuvieron tanta suerte cuando fueron a su chequeo anual en el mismo edificio y enseguida fueron encarcelados o deportados.

Más de dos meses después de la detención en New Brunswick, los funcionarios del condado todavía parecen no tener ni idea de lo que sucedió en la sala del juez Rea en ese fatídico día de marzo.

Tras la noticia de la participación directa de los Oficiales del Sheriff en la detención de Xicotencatl-Toxqui, el condado cambió su historia por una de incertidumbre.

"No sé de ningún incidente... donde un Oficial del Sheriff haya realmente esposado a alguien en nombre de ICE. Si sucedió, está en contra de la política y tendríamos que asegurarnos de que se corrija", dijo Thomas Kelso, el influyente abogado de los Legisladores del Condado, en una reunión pública.

Eso ocurrió el 18 de mayo. Dos semanas después, Kelso todavía no pudo dar respuestas claras a un interrogador diligente en la siguiente reunión pública del consejo.

"Cuando este incidente ha sido planteado ... la acción en sí misma se aprobó rápidamente por la Junta de Legisladores, lo cual me llevó a concluir -quizás equivocadamente- que usted no cree que sucedió", dijo Jessica Hundson, residente de Highland Park.

“¿Por qué no se ha investigado más este incidente?” preguntó obteniendo el aplauso de la audiencia.

"No puedo afirmar específicamente si el incidente habría ocurrido o no", dijo Kelso. "Hemos tenido conversaciones con el Sheriff para llegar al fondo del incidente que ocurrió".

Debido a que Sheriff Scott no ha asistido a ninguna reunión pública de los Legisladores desde enero, la única información disponible es lo que ella dijo a New Brunswick Today y WNYC, declaraciones que parecen no coincidir en vista de los otros hechos disponibles.

"Mi preocupación es que, con el fin de informarle con exactitud de nuevo, es necesario, ya sabe, una entrevista con los oficiales del Sheriff sobre lo que realmente pasó", dijo Kelso.

"Pero esto pasó el 31 de marzo, ¿por qué no se ha hecho eso?" interrumpió Hundson.

"No puedo responder a su pregunta de por qué no está concluido, pero hemos pedido que se haga y que se realicen entrevistas", respondió Kelso, culpando de este incidente al menos en parte al "estado de flujo" en que la política del condado ha estado.
Ahora que han adoptado una política formal, las autoridades dijeron que los oficiales del Departamento del Sheriff o la cárcel del condado pronto recibirán capacitación adecuada sobre qué hacer cuando reciben solicitudes de ayuda por parte de ICE.

Bajo la política, el condado cumplirá las peticiones de ICE de detener a algunas personas hasta por 48 horas, pero sólo si la persona en cuestión ya ha sido condenada por delitos criminales de primer o segundo grado, o aquellos para a quienes un juez federal haya firmado una "orden final de expulsión / deportación".

Pero la política no dice nada sobre qué ocurriría específicamente si se repite una vez más la situación del 31 de marzo, puesto que impide a los Oficiales del Sheriff ayudar a cualquier representante de ICE a detener a alguien, menos que exista un delito en progreso o "la ayuda esté en el interés inmediato de la seguridad pública".

Sin embargo, la nueva política fue considerada por varios defensores de los derechos de los inmigrantes como una mejora con respecto a la versión anterior, que nunca fue adoptada formalmente, pero supuestamente entró en vigor en 2014.

Los activistas dijeron que el mayor problema con la política es que aún permitía el acceso de ICE a la cárcel, donde sus agentes visitan regularmente para interrogar a los reclusos que no tienen derecho a contar con la presencia de un abogado.

"Estoy extremadamente preocupado de que ICE haya tenido acceso aparentemente ilimitado a la cárcel, y que ellos están de forma rutinaria en la cárcel 2-3 veces por semana", dijo Ellen Whitt, una activista que ha estado presionando al condado para intensificar su resistencia a las solicitudes de ICE.

Whitt dijo a los Legisladores que, si los reclusos se niegan a firmar sus propios documentos de auto-deportación, los agentes los amenazan con volver "una y otra vez hasta que lo hagan".

"Esto puede ser extremadamente amenazante cuando estás detenido sin un abogado presente, y te presionan por información que podría afectar a ti y a tu familia por el resto de sus vidas", dijo Whitt.

Bajo la nueva política, ICE seguirá teniendo acceso a "entrevistar" a los reclusos, pero ahora a los reclusos se les proporcionará una "hoja informativa" sobre sus derechos, incluyendo su derecho a permanecer en silencio.

En cuanto al incidente del 31 de marzo, los Legisladores dijeron que no podían prometer que no se repetirá, incluso cuando la nueva política entre en vigencia.

"No estaremos allí 24/7 con cada oficial del Sheriff. No apoyaremos cuando ellos ejecuten tales acciones, pero no podemos estar allí cada minuto del día", dijo el Director de la Legislatura Ronald Rios.

"Si algo sucede, entonces serán sancionados como corresponde".

Cuando New Brunswick Today preguntó si por lo menos los hechos de lo que ocurrió en la polémica detención serían investigados y presentados en la siguiente reunión de los Legisladores, programada para el 15 de junio, la junta se negó a hacer esa promesa.

“No podemos decir eso con seguridad” respondió Kelso. "Porque si es que existe un proceso por el cual alguien está siendo disciplinado cuando no se ha cumplido el protocolo, no podríamos entregarle a usted esa información".

"Entonces, si ellos no cumplen con las políticas, ¿nos podría decir?" siguió este reportero .

“No si es que existe un asunto disciplinario pendiente, usted sabes eso” respondió Kelso.

“¿Hay algún asunto disciplinario pendiente?”

“No lo sé, no podemos responder a esa pregunta”.

*Traducido por: Silvana Escobar