Share |

Presidenta de la Junta de Educación de New Brunswick pierde la elección por un voto

Emra Seawood parece haber perdido su puesto en la Junta de Educación (BOE) que ocupó durante dos décadas
Emra Seawood
Emra Seawood Charlie Kratovil

NEW BRUNSWICK, NJ - En una elección donde sólo un voto separó el ganador y al perdedor, todos los que votaron por Yesenia Medina-Hernández pueden decir que fueron ellos quienes decidieron la competencia.

Todavía no está claro si esto significa el principio del fin para el dominio de la clase política en nuestra localidad.

Pero marca el fin de un capítulo muy largo para Emra Seawood, que designada por primera vez a la Junta de Educación (BOE) de la ciudad por el Alcalde James Cahill en 1997 y el año pasado trabajó para retomar un cargo que había ocupado antes: presidenta de la Junta.

En los últimos años, Seawood también se desempeñó como presidenta del poderoso Comité de Personal del BOE, que tiene una influencia significativa en la toma de decisiones de contratación de personal, así como promociones y despidos de los más de 1.200 empleados del distrito.

Seawood fue la única de los cuatro miembros titulares que perdió en las elecciones del 25 de abril, con sólo un voto menos de Medina Hernández, quien ganó 156-155, según resultados no oficiales que incluyen votos enviados por correo, así como los tradicionales.

Si los resultados se mantienen, Medina Hernández se habrá convertido en la primera persona que gana un puesto para una oficina de gobierno contra la clase política de New Brunswick en 25 años.

¿Qué significa esto para los residentes de New Brunswick, donde una poderosa y arraigada máquina política ha gobernado la ciudad por más de una generación?

Quizá Medina Hernández es sólo otra parte del mismo grupo, sostienen algunos, mientras otros dicen que los resultados muestran la vulnerabilidad de la estructura de poder de los titulares ahora que el BOE fue elegido.

Pero, en varios sentidos, Medina Hernández ya es parte de la estructura de poder de la ciudad, habiendo trabajado anteriormente en la escuela secundaria Health Sciences & Technology del distrito durante siete años, y encontrándose actualmente en la nómina del Hospital Universitario Robert Wood Johnson, donde trabaja en el programa comunitario de promoción de salud, que frecuentemente interactúa con el gobierno local.

Además, cuenta con la concejal de la ciudad Rebecca Escobar como una de sus partidarios y está casada con el defensor del pueblo del sistema de la Corte Superior del Condado de Middlesex.

Aun así, su victoria por un voto se suma a un vuelco sorprendente y sin precedente para Seawood, quien es oriunda de New Brunswick y residente de Jersey Avenue desde hace mucho tiempo.

Este fue su tercer intento de ganar un puesto en el Junta de Educación de la ciudad, un esfuerzo que empezó en mayo de 2015 cuando ella fue uno de los cinco aspirantes, a consideración del BOE, para reemplazar a un miembro que había renunciado.

En 2016, cada uno de los tres titulares acumuló un total de votos aproximadamente dos veces mayor que Medina Hernández.

Pero en esta ocasión, Seawood quedó con una diferencia de 20-30% por debajo de los votos totales de los otros candidatos, lo que permitió a su contrincante ganar estrechamente en una sorpresiva victoria.

La diferencia este año ha llevado a muchos a preguntar por qué Seawood, quien se había enfrentado con reporteros y otros miembros del público varias veces durante el año pasado, obtuvo un desempeño tan bajo las actuales elecciones.

Un factor podría ser que Seawood recibió una cobertura desfavorable por parte de New Brunswick Today por negarse a revelar inmediatamente los resultados de las pruebas de agua realizadas en todo el distrito en su primera reunión a cargo de la Junta.

También fue criticada por “mandar a callar” a este reportero durante una reunión pública, después de haber dado un discurso cautivador acerca de la importancia del respeto en la reunión anterior.

Irónicamente, tan solo 30 minutos antes de que se cierren las votaciones el 25 de abril, Seawood dio otro conmovedor discurso, preguntando "¿hacia dónde vamos de ahora en adelante?" durante su "informe presidencial", que fue realizado al final de la curiosamente programada reunión de la Junta.

Seawood dirigió su discurso al Presidente Donald Trump, a quien ella describió como "totalmente incompetente, temperamentalmente incapaz y moralmente indigno para ocupar la presidencia", y a su polémica Secretaria de Educación Betsy DeVos.

"Ahora más que nunca, la educación es urgentemente necesaria", concluyó Seawood.

"El ataque de esta administración a la educación pública ha sido implacable, y sentimos que esto aumentará a medida que el incompetente, mal informado director del departamento de educación tratará de alcanzar el objetivo de desarmar el sistema de educación pública".

Queda por ver si Seawood continuará participando en temas relacionados con el BOE, o si se postulará para un cargo público en el futuro. Desde 2011, ha mantenido un cargo público en el New Brunswick Senior Center.

Seawood, residente del cuarto distrito de New Brunswick, fue presidenta de Redshaw Parent-Teacher Association (PTA) en los años noventa, mientras que trabajaba como gerente de clínica en un centro de salud conductual en Elizabeth.

Cuando Seawood fue designada por primera vez para ocupar un puesto en el BOE en 1997, su hijo James ya estaba en la Junta como representante estudiantil.

Ella y otros miembros de la Junta resistieron varios intentos de cambiar de un sistema de nombramiento directo por el Alcalde a un sistema por elección publica, oponiéndose activamente cada vez que se presentaba una propuesta de cambio del sistema de elecciones.

En 2012, los votantes finalmente rechazaron este sistema controlado únicamente por el Alcalde, y se establecieron las elecciones públicas -- como la mayoría de comunidades en Nueva Jersey habían hecho desde hace mucho tiempo.

Cuando su nombramiento expiró en el año 2014, Seawood no tuvo competencia en su primera campaña para mantener su puesto en la Junta. Este año, ella tuvo los dos mismos compañeros de fórmula, pero se enfrentó ante un rival que ella no esperaba.

Después de que el BOE la puso como reemplazo en el puesto vacante durante el verano de 2015, Medina Hernández se presentó para participar en las elecciones contra los candidatos titulares en abril de 2016.

Pero ella no tuvo mucha aceptación en una campaña no muy activa y que contó con una baja participación.

Pero esta vez, casi el mismo número de votos fueron suficientes para asegurar el tercer lugar.

Al igual que la primera vez, la campaña de 2017 de Medina Hernández para la Junta de Educación fue discreta, con poca evidencia visible de una competencia disputada alrededor de la ciudad, incluso en el día de las elecciones.

La participación fue más baja que nunca antes en una competencia disputada a nivel de toda la ciudad, con Dale Caldwell que lideró las lista de candidatos con un escaso resultado de 217 votos. Patricia Varela, otra participante en las elecciones, obtuvo 195 votos.

Diana Solis, que fue la única persona en la papeleta que se postuló para un periodo de un año sin vencimiento, consiguió 215 votos, mientras que 6 personas optaron en su lugar a "voto escrito" su elección.

Para poner todo esto en perspectiva, el distrito es responsable de servir a más de 10.000 niños y la población de la ciudad se estima en aproximadamente 60.000, y apenas un tercio de los residentes están registrados para votar.

Sólo 303 personas votaron en total, lo asciende a tan sólo el 1.2% de los votantes registrados.