Share |

Otro miembro se separa de la Junta Directiva de la Autoridad de Vivienda de New Brunswick

El municipio insiste que la Junta de la Autoridad de Vivienda no tiene un "nivel de pertenencia débil", a pesar de los problemas
Anthony Cupano
Anthony Cupano dirigiendo una reunión de NBHA en el verano de 2012. Charlie Kratovil

NEW BRUNSWICK, NJ- A pesar de que los altos funcionarios de la municipalidad afirman que la problemática Junta de Comisionados de la Autoridad de Vivienda de New Brunswick (NBHA) no sufre de un "nivel de pertenencia débil ", la agencia recientemente perdió otro miembro de la junta y se vio en la obligación de cancelar una reunión pública.

En algún momento de agosto o septiembre, Anthony Cupano se convirtió en el tercer miembro de la junta de NBHA en abandonar el cargo en poco más de un año, según el director ejecutivo de NBHA, John Clarke.

"Él ha dejado la junta", confirmó Clarke. "Hemos escuchado del Comisionado Cupano quien nos notificó que ya no estará sirviendo en su capacidad remanente".

Sin embargo, es difícil notar una diferencia en las reuniones públicas de la junta, donde Cupano no ha hecho una aparición en más de tres años.

Cupano no asistió a por lo menos 38 reuniones consecutivas desde el 23 de enero de 2013, esta es la última vez que él estuvo presente en una reunión pública de la NBHA, según los registros de la agencia.

Las repetidas ausencias de Cupano han obligado a la NBHA a cancelar por lo menos tres reuniones desde mayo de 2015, y también pueden haber impedido al "Comité de Operaciones" de la junta mantener una reunión muy necesaria para hacer frente a un escándalo que estaba desarrollándose.

Desde la abrupta salida de dos miembros de la junta el verano pasado –e incluso antes- la junta de NBHA conformada por siete miembros ha luchado frecuentemente para alcanzar el "quórum", un número mínimo de miembros requerido para tomar acciones en una reunión pública.

De 2010 a 2012, Cupano dirigió la junta de NBHA, la cual es responsable de contratar y despedir al director ejecutivo de la agencia y administrar su presupuesto anual de $14.3 millones.

La NBHA opera 359 unidades de vivienda pública en tres áreas diferentes de New Brunswick, además de un programa de cupones de vivienda "Sección 8", que consiste en 903 cupones.

Según el organigrama actual de NBHA, existe otro proyecto de vivienda pública manejado por la agencia y se encuentra clasificado como “en construcción".
Pero actualmente, no hay ninguna construcción en el sitio, donde alguna vez un edificio de viviendas para adultos mayores existió en la calle Neilsen, antes de ser demolido en 2012.

Más de $1 millón fue otorgado en préstamo a Pennrose Properties, una constructora que opera fuera del estado, para reemplazar el edificio, según los registros de NBHA, pero la comunidad todavía está en espera de las viviendas de reemplazo.

NBHA también sirve como la "agencia de reurbanización" de la ciudad, lo cual le da el poder de aprobar o negar los proyectos propuestos destinados a "áreas de reurbanización" en New Brunswick.

Las dobles funciones de la agencia están a menudo en desacuerdo entre sí, enfrentando los intereses de sus inquilinos de vivienda pública de bajos ingresos contra los poderosos desarrolladores que tienen la responsabilidad de reemplazar la vivienda asequible con proyectos controlados de forma privada.

Las dos autoridades, y sus funciones, pudieron ser separadas si la ciudad así lo deseaba, y el estado estuvo de acuerdo. También se podrían eliminar una o las dos autoridades y las funciones correspondientes podrían ser asumidas por el propio gobierno de la ciudad.

"Las autoridades con un débil nivel de pertenencia o un monitoreo insuficiente a nivel local pueden llegar a ser un gasto, ineficientes o insensibles al público al que sirven", advierte el gobierno estatal, en su requerimiento de que los gobiernos locales evalúen anualmente a sus autoridades autónomas.

El Departamento de Asuntos Comunitarios de NJ dice que las ciudades deben "evaluar al menos anualmente la autoridad o autoridades que crearon y discutir públicamente sus hallazgos y conclusiones" y abordar temas sobre "si la autoridad continúa siendo adecuada y si está apropiadamente y eficientemente sirviendo a sus residentes ".

La junta de NBHA generalmente programa sólo once reuniones públicas por año, y aunque se celebran en el centro de su proyecto de vivienda más grande, casi siempre tienen poca asistencia por parte del público y de la misma junta.

Las reuniones típicamente duran menos de una hora y los reporteros de New Brunswick Today suelen ser los únicos miembros del público presentes.

En febrero, este reportero (Charlie Kratovil) también presentó una demanda contra la NBHA por aparentes violaciones de la Ley de Registros Públicos Abiertos (OPRA, por sus siglas en inglés), alegando que era "demasiado complicado" conseguir que ellos entreguen registros e información pública.

Ese caso aún sigue abierto más de ocho meses más tarde, y muchos de los documentos y registros solicitados aún no se han publicado.

A principios de este año, NBToday expuso un caso en el que la autoridad cobraba a los residentes de las Schwartz Homes y Robeson Village "multas de estacionamiento indebidas", junto con una serie de otros cargos cuestionables que eran incluidos en su alquiler.

Las multas de estacionamiento, en la mayoría de los casos, excedían las cantidades de multas legalmente permitidas en cualquier otro lugar en New Brunswick.

Dichas multas también fueron extrajudiciales – es decir, impuestas fuera del sistema judicial típicamente utilizado para las violaciones de estacionamiento. En su lugar, la agencia simplemente impuso las multas en la renta de los inquilinos del complejo.

La agencia finalmente reembolsó a los inquilinos miles de dólares después de que NBToday expusiera el caso, pero todavía hay dudas sobre la validez de muchas de las multas cuestionables que no han sido anuladas.

"Eso fue inapropiado", dijo el alcalde James Cahill sobre el caso, y agregó que las multas fueron impuestas "sin autoridad ni regulación".

"Supongo que fue alguien en la Autoridad de Vivienda", dijo Cahill, preguntando de quién fue la idea de emitir multas por el doble del valor permitido por la ordenanza de la ciudad.

"No sé exactamente de quién fue la idea."

La agencia ha dejado de emitir multas de estacionamiento desde que este periódico expuso el caso en febrero.

La salida de Cupano significa que Yirgu Wolde y Dale Caldwell, son los únicos dos miembros restantes del disfuncional Comité de Operaciones, el cual, según Clarke, debe reunirse para revisar las conclusiones de la investigación interna de NBHA antes de que él pueda hacer un "reporte completo" para la junta sobre el escándalo de las multas de estacionamiento.

Los miembros de la junta directiva nunca han preguntado por el escándalo de las multas de estacionamiento, y el tema sólo aparece en las reuniones de la junta cuando New Brunswick Today pregunta sobre eso durante la parte de la agenda que permite comentarios del público.

Desde que Cupano asistió a su última reunión de la junta directiva en 2013, al menos 21 de las 38 reuniones celebradas por la NBHA apenas y alcanzaron un quórum, con tan sólo cuatro miembros presentes.

Muchas otras reuniones tuvieron que ser canceladas, casi siempre a último minuto.

Recientemente el 27 de octubre, Clarke se vio obligado a cancelar la reunión de la junta con poco tiempo de anticipación.

A las 3:22 pm, Clarke confirmó: "Sí, hay una reunión de la Junta de NBHA esta noche a las 6:45 PM", pero menos de dos horas más tarde, él estaba diciendo algo totalmente diferente.

"Me han informado que no tenemos quórum, por lo que esta noche se cancela la reunión", escribió Clarke en un correo electrónico a las 4:57 pm. "Perdón por el aviso tardío sobre esto, pero me acaban de informar."

Más de una semana después, Clarke aún no ha respondido a una solicitud de una copia de la agenda de la reunión y el aviso público emitido para ello.

Por ley, las juntas de Autoridad de Vivienda tienen cinco miembros nombrados por el Concejo Municipal, un miembro designado por el Alcalde y otro designado por el Gobernador.

Durante el verano de 2015, dos de los siete miembros de la junta directiva de la NBHA salieron abruptamente en medio de una serie de artículos publicados por New Brunswick Today y que luego obtuvieron un premio al periodismo de investigación local por parte de la NJ Society of Professional Journalists (Sociedad de Periodistas Profesionales de NJ).

Luis González renunció a su cargo en agosto de 2015, apenas dos semanas después de ser nombrado como presidente del directorio.

Esto sucedió también pocos días después de que él le dijo a este periódico que vivía fuera de la ciudad, en violación de una ordenanza que obligaba a los miembros de la junta a ser residentes de la ciudad, o a trabajar a tiempo completo para el gobierno local.

Ida Brangman, un ciudadano que en un momento cumplió con el requisito de que uno de los miembros de la junta debe residir en una vivienda de NBHA, también se vio obligado a abandonar la junta debido a su inelegibilidad para servir poco tiempo después.

El Concejo Municipal, que nombra a cinco de los siete miembros del consejo, fue el responsable de nombrar los reemplazos de González y Brangman.

Sin embargo, pronto se hizo evidente que era el Alcalde Cahill -y no el Consejo- quien había seleccionado a los reemplazos: Cesar Ovando y Frank Simpson.

En 2016, el escándalo de estacionamiento ha sido sólo uno de varios problemas frecuentes en la agencia. Pero también es uno que la agencia no ha podido apaciguar, en parte debido a la débil participación de los miembros de la junta.

"¿Cuándo recibirá el directorio un informe completo sobre este asunto?" NBToday preguntó en la reunión de la junta del 27 de julio, dando seguimiento a una promesa que Clarke había hecho público en una reunión anterior.

"Tan pronto como podamos reunir al comité de operaciones, sé que ha sido un desafío con los horarios de las personas", respondió Clarke, diciendo que estaba "seguro" de que el comité se reuniría "antes de la próxima reunión [de NBHA]".

Pero eso resultó ser nuevamente incorrecto, y en la reunión de la junta del 28 de septiembre, Clarke tuvo una nueva justificación.

"El presidente [Yirgu] Wolde ... ha estado fuera del país. Creo que está tratando de programar esa reunión para octubre", explicó Clarke.

La reunión de NBHA de octubre fue, por supuesto, cancelada nuevamente debido a la falta de quórum.

Eso significaba que el público no podría obtener respuestas sobre el escándalo hasta la próxima reunión pública de la junta.

Las reuniones generalmente se llevan a cabo en el Centro Comunitario Schwartz-Robeson, en el número 7 de la avenida Van Dyke, suponiendo que los miembros del consejo puedan presentarse.

En un esfuerzo por justificar la existencia de la NBHA, el gobierno de la ciudad recientemente afirmó que la junta "no tiene un bajo nivel de pertenencia".

Además, en un esfuerzo por decir que evaluaron la eficiencia y capacidad de respuesta de las dos autoridades de la ciudad, la NBHA y la Autoridad de Estacionamiento de New Brunswick (NBPA), ambos organismos fueron revisados brevemente durante la reunión del Concejo Municipal del 19 de octubre.

Aunque la ciudad incluyó un punto en la agenda citando un "Inventario de Buenas Prácticas CY2016", no se hizo mención de ninguna de las agencias en la agenda.

El director ejecutivo de NBPA, Mitch Karon estuvo presente en la reunión, pero Clarke no fue encontrado en ninguna parte.

En su lugar, el Concejo dio paso a Douglas Petix, director de finanzas de la ciudad y un hombre que anteriormente ocupó la misma posición que Cupano, cuando se desempeñó como representante del estado en la NBHA hace varias décadas.

"Hemos analizado lo que hacen", dijo Petix, aunque sus comentarios no mencionaron la doble función de la organización como agencia de vivienda y reurbanización.

"Las otras opciones posiblemente serían privatizarla, contratar gente de afuera con fines de lucro, administrar el programa -si es posible- o asumir estas responsabilidades en el municipio", dijo Petix.

"Ellos se han expandido para demostrar que son una organización bastante eficiente en el municipio de Franklin, y ahora sirven a ambos", dijo Petix, citando 50 unidades de vivienda pública y otros 238 cupones de vivienda "Sección 8".

Entre las observaciones de Petix tampoco se mencionó una serie de acuerdos de servicios compartidos con otras autoridades de vivienda que no funcionaron, como el acuerdo de corta duración con una agencia de Wilmington, Delaware.

Petix fue expulsado de su puesto en la junta directiva de NBHA después de que el estado acusara a la agencia de exceder su presupuesto para que sus funcionarios - a menudo los propios miembros de la junta directiva - viajaran a varios seminarios y conferencias educacionales alrededor del país.

Los registros de viajes de varios años están entre la información solicitada por este periódico, y como muchos otros registros solicitados, la respuesta de la agencia sigue siendo incompleta a más de un año desde nuestra solicitud.

Ahora depende del problemático Gobernador Chris Christie designar a un sucesor para Cupano.

Portavoces del Gobernador no han respondido todavía a preguntas sobre los planes de Christie's para reemplazar a Cupano, o sobre cómo podrían aplicar las personas interesadas en servir en el cargo.

La NBHA podría beneficiarse de supervisión adicional, pero no está claro si Christie, cuyo mandato termina enero de 2018, tiene alguna intención de cubrir el puesto vacante.

Christie pasó una gran parte de su tiempo haciendo campaña para Donald Trump, y lidiando con las consecuencias de su propio escándalo.

El gobernador se enfrenta a una denuncia de que cometió el crimen de segundo grado de mala conducta oficial, por no detener el atasco de tráfico intencional iniciado por su nombramiento político en septiembre de 2013.

Cupano fue nombrado para la junta por el ex gobernador Jon Corzine, poco después de su jubilación de la Agencia de Vivienda y Financiamiento Hipotecario (HMFA) de NJ, y comenzó a cobrar una pensión anual de $ 63.201.

Cuando Cupano fue presidente del directorio de 2010 a 2012, estuvo ausente en por lo menos cinco reuniones de la junta y participó remotamente en una reunión a través de una "conferencia telefónica".

El cambio en el estatus de Cupano se da varios meses después de que este periodista se ofreció a escribir una carta al gobernador Chris Christie, pidiéndole que reemplazara a Cupano.

La agencia tenía la opción de contactar a Christie directamente para instarle a reemplazar a la persona designada que estaba inactiva, pero optaron por no hacerlo.

"Si un miembro de la Junta tiene tres (3) ausencias consecutivas, la Junta puede ordenar que se envíe una declaración al consejo de nombramiento, persona o agencia responsable del mismo, informándoles de este hecho y solicitando que se designe un reemplazo", leen los Estatutos de la Junta de NBHA.

"Este número de ausencias podrá ser extendido por un voto afirmativo de la Junta, en cualquier momento, a voluntad del Presidente".

Sin embargo, cuando se le pidió que firmara la carta dirigida al gobernador, el presidente de NBHA afirmó que "no era nuestra responsabilidad".

"No es nuestra responsabilidad, si el estado quiere designar a alguien, ellos deben hacerlo", dijo Wolde.

La esposa de Cupano, Kathy Cupano, sirvió una vez en el Concejo Municipal de New Brunswick, después de trastornar al establecimiento político en las primarias del Partido Demócrata en 1992. Ella continuó sirviendo como Freeholder del Condado de Middlesex y ahora trabaja para la Rutgers University.

A pesar de no presentarse a las reuniones de la junta, Cupano aún presentó su declaración anual de información financiera requerida en abril de 2016.

Según el formulario, los Cupanos poseen dos casas, una en New Brunswick y otra en Point Pleasant, y él obtiene ingresos de una compañía del Condado de Hudson llamada Parkview Management Corp., además de una pensión estatal.