Share |

Doctor declarado culpable en una conspiración criminal de varios millones de dólares

Un negocio de tratamiento de dolor en Edison admite haber usado la "estafa del empleado fantasma" para evadir impuestos, mientras que pagaba comisiones ilegales a otros doctores a cambio de referencias.
Manoj Partharkar
Dr. Manoj Partharkar NJ Attorney General's Office

SOUTH AMBOY, NJ- El 22 de noviembre, un médico de South Amboy fue declarado culpable de "participar en sofisticados fraudes y lavado de dinero", de acuerdo con un comunicado de prensa de la Oficina del Fiscal General de NJ.

Manoj Patharkar, el médico de 45 años de edad que dirigía la Asociación de Manejo del Dolor de Central Jersey (PMACJ), admitió ocultar aproximadamente $ 3,6 millones en ingresos de sus prácticas médicas para evadir impuestos.

Partharkar también dirigió Prospect Pain Management Associates en Passaic, de acuerdo con la Oficina del Fiscal General.

"El admitió haber evadido aproximadamente $327,000 en impuestos estatales inventando una nómina de empleados y gastos salariales por un total de más de $2.1 millones. Además, admitió que desvió más de $1.4 millones en cheques emitidos por los servicios médicos proporcionados por sus negocios a cuentas bancarias personales", lee el comunicado de prensa oficial sobre la declaración de culpabilidad.

El residente de Sayreville, Mohammed Shamshair, "aseguró la información de identificación personal de unas 28 personas, incluyendo números de Seguro Social, nombres, fechas de nacimiento y direcciones", según la Oficina del Fiscal General.

"Estas 28 personas se convirtieron en" empleados fantasmas" de sus corporaciones, PMACJ y Prospect Pain Management Associates", lee el comunicado de prensa. "Para darle a la estafa una apariencia de legitimidad, Patharkar emitió al menos 1,574 cheques por un total de más de $ 2.1 millones, pagaderos o atribuibles a los 28 empleados fantasmas".

Partharkar fue declarado culpable de conspiración en primer grado, lavado de dinero en primer grado, siete cargos de tercer grado por declaraciones fraudulentas de impuestos y tres cargos de tercer grado por no pagar impuestos, de acuerdo con la Oficina del Fiscal General. También fue declarado culpable de los mismos cargos como representante de PMACJ.

El sistema de estafa también involucró el pago de comisiones ilegales a más de una docena de otros médicos, lo que condujo a cargos adicionales por conspiración de segundo grado y soborno comercial de segundo grado contra Partharkar.

"Él además admitió que utilizó fondos de lavado de dinero para pagar sobornos comerciales a los médicos que ilegalmente remitían pacientes a sus clínicas de manejo de dolor", lee el comunicado de prensa de la Oficina del Fiscal General.

Las autoridades señalaron que el sistema de comisiones ilegales involucró el depósito de aproximadamente 4,310 cheques, por parte de Patharkar, por un total de más de $1.4 millones en su cuenta bancaria personal, y no declarar esos fondos en los formularios de impuestos.

Los cheques provenían de "varias compañías y personas, incluyendo algunas aseguradoras nacionales y regionales, por concepto de los servicios médicos que proporcionaba”, según el comunicado.

En Febrero, Shamshair fue declarado culpable de conspiración en primer grado y lavado de dinero en primer grado por "actuar como intermediario… y entregar las comisiones ilegales a los médicos".

Nueve meses antes, el contador de Patharkar, Irfan Raza de 45 años de edad, de Valley Stream, Nueva York, había sido declarado culpable de conspiración en segundo grado por colaborar con el sistema de empleados fantasmas.

Raza admitió "ayudar a Patharkar y Shamshair en el lavado de ingresos por servicios médicos a cambio de una parte de los fondos ilícitos", según el comunicado.

Dos médicos quiroprácticos también fueron declarados culpables de aceptar los sobornos a principios de este año. Alexander Dimeo de 62 años de edad, residente de Budd Lake y Ronald Hayek de Totowa fueron declarados culpables de conspiración de segundo grado, lavado de dinero y soborno comercial, así como "varios delitos de tercer grado", de acuerdo con el comunicado.

Dimeo admitió que recibió más de $250.000 en comisiones ilegales de múltiples médicos a cambio de remitir a los pacientes a sus prácticas, clínicas y centros de radiología, incluyendo alrededor de $56,300 en sobornos por parte de Patharkar.

Hayek admitió que recibió "decenas de miles de dólares" en comisiones ilegales, incluyendo algunas por parte de Patharkar, según el comunicado.

Michael Toto, Juez de la Corte Suprema del Condado de Middlesex, dictará la sentencia para Partharkar el 23 de enero de 2017.

Los fiscales recomiendan una pena de prisión estatal de hasta 10 años, incluyendo cinco años de inhabilitación de libertad condicional. Partharkar también tendrá que pagar una "multa por lavado de dinero" de $500,000 y debe disolver PMACJ.

La investigación fue encabezada por el Grupo de Trabajo contra el Soborno Comercial de la Fiscalía General, que fue creado con el fin de investigar el soborno comercial en la industria de la salud.

"Estamos trabajando duro en este tipo de corrupción dentro la industria, lo que hace que los pacientes reciban servicios innecesarios y eleva los costos para todos los usuarios de atención médica. Solicitamos a cualquier persona con información sobre este tipo de sobornos que nos contacte de forma confidencial", dijo Elie Honig, director de la División de Justicia Penal.

"Una conducta criminal como ésta, corrompe el sistema de seguros de Nueva Jersey y compromete la integridad de la industria de la salud", dijo Christopher Lu, Fiscal Interino de Fraude de Seguros.

La División de Justicia Penal aprovechó la oportunidad para promover su "línea telefónica gratuita... para que el público pueda informar de forma confidencial sobre corrupción, delitos financieros y otras actividades ilegales".

Cualquier persona puede llamar a la línea gratuita 1-866-TIPS-4CJ, o usar la página web de la División en www.njdcj.org para reportar "conductas sospechosas".

Los fondos provenientes del sistema de lavado de dinero se utilizaron para pagar a los 13 médicos que ilegalmente aceptaron sobornos comerciales a cambio de remitir a los pacientes a una de las clínicas de tratamiento del dolor de Patharkar.