Share |

Hombre de Perth Amboy Admite Cargos por Homicidio y Acepta una Condena de 30 años

El Acuerdo Incluye 30 Años de Prisión sin Libertad Condicional para Wilbert Hernández.
County Court
Corte de Justicia Condado de Middlesex Charlie Kratovil

PERTH AMBOY, NJ- El 17 de agosto, un hombre de Perth Amboy admitió haber apuñalado fatalmente a otro residente de la ciudad en octubre de 2014, y llegó a un acuerdo con la fiscalía que probablemente lo pondrá tras las rejas durante tres décadas.

Wilbert Hernández, de 36 años de edad, se declaró culpable de asesinato en primer grado, admitiendo que "apuñaló fatalmente" a Ramón Lugo de 35 años de edad, el 14 de octubre de 2014, según un comunicado de prensa de la Oficina del Fiscal del Condado de Middlesex (MCPO).

Hernández también fue declarado culpable de los cargos en cuarto grado de "posesión de armas," de acuerdo con el comunicado oficial.

New Brunswick Today, obtuvo la nota de prensa a pesar de que todos nuestros reporteros fueron retirados de la lista de los medios que el MCPO utiliza para difundir sus comunicados, hace más de seis meses.

Los cargos fueron el resultado de una "investigación intensiva" conducida por el detective Carlos Rodríguez, del Departamento de Policía de Perth Amboy y el detective retirado Jeffrey Temple del MCPO, según el comunicado.

"La investigación determinó que el asesinato no fue un acto de violencia al azar y que los dos hombres se conocían entre sí."

En el acuerdo alcanzado con los Fiscales Auxiliares Lisa Miralles Walsh y Miriam Acevedo, Hernández será condenado a 30 años de prisión y no será elegible para libertad condicional durante el período de 30 años por los cargos de asesinato.

Él será también condenado a 18 meses de prisión por el cargo de armas. Pero se le permitirá cumplir esta condena "al mismo tiempo," que la condena por el cargo de asesinato.

El Juez del Tribunal Superior Dennis Nieves aceptó el acuerdo de culpabilidad, y la condena de Hernández se ha programado tentativamente para el 3 de febrero de 2017, de acuerdo con el MCPO. 

Traducido por: Reinaldo Avilés y Lucila Valentín